DEL APAPACHO A LA TRAICIÓN

Por Luis Pinal Da Silva

Lo que son las cosas, resulta que Alejandro Moreno Cárdenas, actual dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), estuvo muy arropado por priistas como Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa y Miguel Ángel Osorio Chong, quienes no imaginaron jamás que su ambición llegaría a tal nivel que terminaría con la unidad institucional que caracterizaba a su partido.

La verdadera razón de la ruptura del PAN y PRD con el tricolor fue la deslealtad mostrada por el dirigente priista, quien a pesar de los acuerdos no consultó con sus aliados electorales y legislativos, la iniciativa de reforma constitucional que permitirá al Ejército seguir haciendo labores extraordinarias a su función.

Fue el ex secretario de Gobernación y actual coordinador de los senadores del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, quien advirtió desde hace meses que los dirigentes del PAN, Marko Cortés y del PRD, Jesús Zambrano no debían pactar alianza alguna encaminada a las elecciones de 2024 con Alejandro Moreno.

Pero de nada sirvió lo que dijera y los aliados, presionados por Moreno Cárdenas, salieron en conferencia de prensa a cerrar filas y respaldar al priista cuando este era perseguido y acusado de diversos delitos como desvío de recursos del erario público por la gobernadora de Campeche, Layda Sansores.

Ahora esos mismos aliados descubrieron la verdadera cara de “Alito”, quien, ante las presiones, las carpetas de investigación, la pérdida de espacios en la Cámara de Diputados como la Comisión de Gobernación y el desafuero en su contra, prefirió traicionar a quienes le dieron su apoyo y también traicionar su palabra, antes de verse en la cárcel.

Ahora empoderado con el respaldo total del presidente Andrés Manuel López Obrador, difícil se ve que Alejandro Moreno pueda dejar antes de agosto de 2023 la dirigencia nacional priista, incluso no se descarta que bajo diversos artilugios pueda permanecer en el cargo hasta después del proceso de 2024.

El futuro de la reforma que el Ejecutivo Federal dio al PRI para que la presentara en la Cámara de Diputados y que no se cansa de agradecer, se encuentra en el Senado, donde ante la actual correlación de fuerzas políticas al oficialismo de Morena, PT, Partido Verde y Encuentro Social, no les alcanza, ni siquiera con los votos de todos los senadores del PRI para aprobar la reforma de la discordia.

El Ejecutivo federal sabe que la propuesta priista difícilmente pasará en el Senado, pero el daño está hecho y sale triunfador, tras haber roto la Alianza Va por México y haber creado de facto, al PRIMOR.

Botón volver arriba