México rechaza hechos violentos en frontera con Guatemala


El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida en un mensaje indicó que en los hechos violentos ocurridos en la frontera entre México y Guatemala, los policías mexicanos no portaban armas de fuego.

El gobierno de México rechaza y condena el uso de la violencia física o xenófoba que es la antítesis de nuestras instituciones y vida democrática, y refrenda que los migrantes solo pueden ingresar al país documentando su estancia y respetando las leyes establecidas, dejó claro el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.
En un mensaje a medios, indicó que en los hechos violentos ocurridos este domingo en la frontera entre México y Guatemala, los policías mexicanos no portaban armas de fuego ni de plástico, mientras que algunos de los agresores sí, además de bombas molotov.
Dio a conocer que México ha compartido información con los gobiernos de Guatemala y Honduras para que los agresores sean detenidos y puestos a disposición de las autoridades correspondientes, y reiteró que en México no se criminaliza la migración no documentada.
“El gobierno de México rechaza los lamentables acontecimientos ocurridos los días 19 y 28 de octubre del 2018, donde violentamente grupos de personas intentaron ingresar a territorio nacional por la frontera sur, concretamente en el Puente Internacional de Ciudad Hidalgo, Chiapas, a Ciudad Tecún Umán, Guatemala, rompiendo la reja de entrada en este caso a nuestro país y agrediendo con piedras, petardos, botellas de vidrio y cohetones a personal de migración y a Policía Federal desarmada”, precisó.
“La Policía Federal, como lo atestiguan los visitadores de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México y organismos no gubernamentales que estuvieron presentes, no portaba arma alguna, ni siquiera para tener balas de plástico, que son consideradas no letales”, indicó.
Apuntó que “la instrucción fue clara, policía desarmada tratando de exhortar a que documentaran su forma de entrada a México de forma pacífica y ordenada, y rechazando absolutamente cualquier intento violento de ingresar al país”.
Sin embargo, dijo, “de ha acreditado que alguno de los agresores que el día de hoy intentaron ingresar a territorio nacional, portaban armas de fuego y otros de las llamadas bombas molotov”.
Por ello, añadió, se ha procedido a compartir información con los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras, de aquellas personas que han sido identificadas como portadores de estas armas, para que, si es el caso, se proceda a su detención y puesta a disposición de la autoridad competente.
Reiteró que “en México no se criminaliza la migración no documentada, Esta es una población vulnerable”.
En ese sentido resaltó que “México se reconoce como una nación de origen, tránsito, destino y retorno de migrantes, por lo que defiende firmemente a nuestros connacionales que se encuentran en cualquier condición migratoria en cualquier parte del mundo”.
Informó que hasta el momento 422 migrantes centroamericanos han solicitado su repatriación voluntaria y mil 895 han solicitado refugio.

Previous Se reúne Peña Nieto con el Secretario General de la OCDE, José Ángel Gurría
Next EL TEMOR POR UNA NUEVA CRISIS FINANCIERA