Alarma en Francia por serie de bebés nacidos sin brazos


Francia ha lanzado una investigación a nivel nacional tras la detección de 18 casos de niños nacidos sin manos, brazos o antebrazos, por causas que de momento son un misterio.
La ministra de Sanidad gala, Agnès Buzyn, ha afirmado que los franceses conocerán el 31 de enero los primeros avances de las indagaciones que se han puesto en marcha tras las últimas revelaciones de la Agencia de Sanidad Pública que ha identificado once casos sospechosos, que se suman a los siete ya registrados con anterioridad, de niños nacidos con una malformación de los miembros superiores.
Al día de hoy se ha registrado el nacimiento de 18 niños con malformaciones entre los años 2000 y 2014, la mayoría de los casos concentrados en el departamento del Ain, perteneciente a la región Auvergne-Rhône-Alpes, junto a la frontera con Suiza.
También han sido detectados este tipo de nacimientos en Loire-Atlantique (3 nacimientos entre 2007 y 2008) y en Bretaña (4 nacimientos entre 2011 y 2013). En todos los casos, los niños nacidos con este tipo de malformaciones estaban concentrados en zonas precisas.
El objetivo de la investigación es “buscar las causas comunes de estos casos de malformación”, mencionó la ministra de Sanidad, quien aseguró que no quieren “cerrar ninguna pista”. “Posiblemente sea una pista medioambiental, quizás es lo que han comido, o lo que han bebido o respirado. Al día de hoy, yo no lo sé”, añadió Agnès Buzyn.
El llamado affaire de los “bebés sin brazos” saltó a la luz pública a mediados de octubre tras una primera investigación de la Agencia de Sanidad Pública Francesa que indicaba que el número de casos detectados en el departamento del Ain no era superior a la media nacional. Sin embargo, existe un número excesivo de casos en los departamentos de Loire-Atlantique y en Bretaña, pero no ofrecieron ningún tipo de explicación. Según François Bourdillon, director general de la Agencia de Sanidad Pública, en Francia hay 150 casos de malformaciones congénitas de brazos cada año. El tema está en saber ahora si “estos casos agrupados están por encima de la media nacional o por debajo”.
Para ellos no hay en principio un exceso, sin embargo, Emmanuelle Amar, directora general del Registro de malformaciones en la región de Rhône-Alpes, considera que si lo hay. De hecho, es ella quien lanzó la señal de alarma en este affaire de “bebés nacidos sin brazos”, lo que le ha valido un amago de despido.
Emmanuelle Amar, junto a cinco trabajadores del Registro de malformaciones, recibió el viernes 26 de octubre una carta de despido por motivos económicos, aunque unos días después recibieron otro correo que indicaba la suspensión del proceso de despido, sin mediar ninguna explicación.
Amar celebró que las autoridades a nivel nacional hayan decidido abrir una investigación para determinar si existen causas comunes que hayan generado las malformaciones de esos niños. Aunque lamenta la falta de rigor científico y precisa que sólo se puede hablar de una epidemia a partir de 2009: “Desde el momento en que hay un exceso de casos es que hay una causa que los provoca, el resto son hechos naturales” que no necesitan explicación epidemiológica.

Previous Inseguridad afecta al 50 % de las empresas de la cámara binacional México-EU
Next Firman Maurilio Hernández y Xia Deren carta para la cooperación entre Edoméx y Liaoning