PAGOS AMAÑADOS DE PEMEX POR 595 MDP, DETECTA ASF


El dinero es de los recursos públicos ejercidos para la rehabilitación de la refinería “Ing. Antonio Dovalí Jaime”, en Salina Cruz, Oaxaca, tras las afectaciones por incendios registrados en 2015 y 2017.

En medio de una crisis de refinación en México, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades por 595 millones 046 mil 497 pesos en el uso de los recursos públicos ejercidos para la rehabilitación de la refinería “Ing. Antonio Dovalí Jaime”, en Salina Cruz, Oaxaca, tras las afectaciones por incendios registrados en 2015 y 2017.
“Pemex Transformación Industrial no cumplió con las disposiciones legales y normativas que son aplicables en la materia”, concluyó el órgano fiscalizador en la segunda entrega de la Cuenta Pública 2017, luego de revisar un programa de mantenimiento y tres contratos.
Las seis refinerías del país que datan desde la década de los 70 operan a la mitad de su capacidad, lo cual impacta en el costo de los combustibles ahora entre los 19 y 21 pesos por litro.
Actualmente, la de Salina Cruz, la más grande de Pemex, procesa un promedio de 238 mil barriles por día de crudo, abajo de su capacidad de 330 mil bpd.
El 24 de noviembre de 2015, se suscitó una urgencia en una torre de la Planta de Alquilación de la refinería ubicada al sur del país, debido a una explosión e incendio en la boquilla de alimentación que provocó daños en las instalaciones de la planta y la Torre de Enfriamiento, así como en la zona de radiación de los calentadores.
Dos años después, el 13 de junio de 2017, un tanque de almacenamiento de 500 mil litros de petróleo crudo se incendió en el patio de almacenamiento de la refinería, luego de un corto circuito en unos transformadores por las inundaciones provocadas por la tormenta tropical “Calvin”.
El accidente provocó nueve heridos y Pemex informó que murió el bombero Martín Alberto Balderas, mientras realizaba labores de combate al fuego. Al siguiente día, una explosión en la refinería reavivó el incendio.
En agosto de este año, la refinería de Salina Cruz volvió a parar sus operaciones debido a una falla eléctrica y, hace un año, el sismo de 8.2 grados al sur del país también la hizo pausar su producción.
Por tratarse de siniestros en el caso de los incendios, Pemex Transformación Industrial realizó contratos por adjudicación directa para los trabajos de ambos siniestros.
Un contrato fue de Pemex a la empresa ICA FLÚOR DANIEL por 381 millones 082 mil 300 pesos y 11 millones 390 mil dólares a un plazo de ejecución de 346 días naturales, del 26 de noviembre de 2015 al 5 de noviembre de 2016.
Otro fue a la empresa Consultoría Integral en Ingeniería (CONIISA) por 9 millones 21 mil 100 pesos con un plazo de ejecución de 288 días naturales comprendido del 18 de enero al 31 de octubre de 2016.
Para el incendio de verano de 2017, Pemex contrató para la contención, recuperación, limpieza y disposición de residuos a la empresa GMG ENVIROSERVICE por un monto de 117 millones 113 mil 300 pesos con un plazo de 57 días naturales, comprendido del 17 de junio al 12 de agosto de 2017.

Previous Ejército de EU podría abrir fuego si es atacado por migrantes
Next Tigres Toluca obtiene su tercera victoria ante Cuervitos