PROPIEDAD DEPORTIVA

Por Charly Vázquez Uría

¡COMENZÓ LA FIESTA FUTBOLERA!

No hay por qué negarlo, para todos los aficionados recalcitrantes al fútbol -y también para los que no tanto- el mundial de fútbol es toda una fiesta, un derroche de emociones y sentimientos, durante un mes podremos observar a los mejores jugadores del mundo y también escucharemos a aquellos que dicen ser de la “elite” criticar a este torneo, por todo lo que hay detrás de, en temas de cultura, ideología, economía, vaya hasta de muertos por la realización del mundial.

Durante la inauguración del mundial, vimos a la peor selección anfitriona de todos los mundiales, con todo respeto, la selección de Qatar tiene el nivel igual o peor que las selecciones centroamericanas, Guatemala, El Salvador, Belice, vaya hasta Trinidad y Tobago hubiera hecho un mejor desempeño y enfrente se topó con una revelación en CONMEBOL, Ecuador, que dirigida por Alfaro regresó a los ecuatorianos a un mundial tras 8 años de ausencia, su último mundial fue el de Brasil 2014.

Partido en favor de los ecuatorianos por marcador de 0-2 lo que hace muy difícil que el anfitrión Qatar pueda pelear algo ya que falta enfrentarse a rivales como Senegal y la selección de Países Bajos –Holanda pa’ los cuates-.

Sin lugar a duda quien le pone el “sazón” a los mundiales somos los mexicanos y pese a que en este mundial que muchos catalogamos como aburrido por todas las prohibiciones y reglas que habrá que seguir, siempre damos de que hablar y desgraciadamente no siempre es para bien, apenas estaba por inaugurarse el mundial cuando se viralizó un video donde se ve a un compatriota en el aeropuerto de Doha llegando y escondiendo una botella de tequila, sabiendo que su consumo es muy limitado y solamente hay lugares especiales, inmediatamente todo el mundo vio el video y fuera del tono chusco con el que lo subió, debemos de entender que aunque no nos guste es y son las reglas, es como cuando vas a casa ajena y te dicen que no se puede fumar adentro, bueno pues, si quieres hacerlo te sales, es igual, si vas a otro país y te enteras de muchas restricciones, pues síguelas, si no, ¿Para qué vas?.

Ya en el debut del combinado mexicano, la selección de Martino se vio mucho mejor que la de Polonia, lo dijimos desde hace mucho, Polonia es Lewandoski y 10 jugadores más, pero llegábamos con esa incertidumbre por el pésimo desempeño de México desde 2021; ya en la cancha fuimos superiores, aunque hay que aclarar algo muy importante, el hecho de ser superiores en posesión, tuvimos un 61% de ella, no sirve de nada, si no metes goles, si no eres incisivo, peligroso, si no tienes profundidad, si el portero rival no es la figura, eso pasó y peor, pudimos haber perdido el partido gracias a un penal inocente de Moreno sobre Lewa que terminó atajando de forma espectacular Memo Ochoa, volviéndose el ”héroe” de la Selección, independientemente de este empate a cero goles, se obtuvo un punto positivo en la lucha por la clasificación, ahora el próximo sábado se tendrá una dura prueba, ya que enfrentaremos a una dolida Argentina, que debutó haciendo el peor papel en su historia mundialista al perder por voltereta ante la ‘potencia’ de Arabia Saudita y que para tratar de acceder a fase final tendrá que derrotarnos si o si, un empate de poco le serviría a Scaloni, Messi y compañía, ¿No que ‘easy, easy’, mi Dibu?

Nos leemos en la próxima.

Botón volver arriba