Serie Echo 3 explora la guerrilla colombiana

Mark Boal, periodista que ganó el Oscar por el guion de The Hurt Locker, de Kathryn Bigelow, ahora se aventura con Echo 3, la serie de Apple TV+ que pone el foco en la guerrilla colombiana.

Echo 3 fue filmada casi íntegramente en locaciones colombianas. El punto de partida es el secuestro de Amber, una científica que desarrolla una investigación con medicinas ancestrales y es secuestrada por un grupo guerrillero del M-19. Su hermano (Luke Evans) y su esposo (Michiel Huisman) acuden a su rescate, haciendo uso de sus métodos militares.

Echo 3 tiene como contexto la guerrilla en Colombia, un tema que a Boal le interesó poner en pantalla desde el primer momento. En el capítulo de arranque se menciona a las FARC, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, “un tema que, como saben, la gente está muy interesada en hablar en este momento”, explicó Boal, el showrunner de la historia.

Eso sí, Boal debía contar con un enfoque lo más realista posible, y eso fue sustentado por la participación de cineastas de la región, “era importante colaborar con directores de América Latina y Pablo Trapero, un cineasta argentino muy interesante, levantó la mano y dirigió varios episodios, al igual que Claudia Llosa, una cineasta peruana muy innovadora, queríamos directores que pudieran aportar autenticidad a la historia”, comentó Boal.

Echo 3 tuvo como locación principal la selva, donde fue secuestrada Amber, y hasta donde llegan su hermano Bambi y su esposo Prince. Respecto a la experiencia de filmar en condiciones adversas, el elenco recordó lo difícil que resultó mantener un rodaje a flote cuando la naturaleza estaba de por medio, incluso más allá del set, en sus habitaciones.

Y hablando de animales de la selva, Jessica Ann Collins compartió habitación con “una rana que solía encender la luz de mi habitación cada vez que sentía ganas de despertarme, sabía que las luces se encenderían, porque había una rana justo en el interruptor de apagado de la luz; así que, diría que Colombia para mí fue hermosa y natural. Una locación salvaje”.

Echo 3, como muchas otras producciones, adoptó los protocolos contra el covid-19 en el set. La historia se filmó en meses complicados, debido a la pandemia, y se fue uno de los retos principales, más allá de la selva y las condiciones ambientales, el virus que llegó desde hace más de dos años “fue el mayor desafío al que nos enfrentamos”, dijo Boal.

Botón volver arriba