SOLDADOS NO ESTÁN PREPARADOS


Los militares no están preparados para ser policías, y no se pueden preparar de la noche a la mañana, señalan senadores de la oposición que no están de acuerdo con el plan de seguridad que propone instrumentar el nuevo gobierno federal.

Senadores del PRI, PAN y MC, cuyas bancadas conforman junto con las del PRD y PVEM la oposición en la Cámara Alta, criticaron que el plan de seguridad que se propone instrumentar el nuevo gobierno federal que encabezará el presidente electo Andrés Manuel López Obrador es ilegal e implicará militarizar el país; los representantes de Morena negaron que se trate de militarización.
“Con esta guardia civil que han planteado que instrumentarán pues se está dejando bien claro la militarización en el tema de seguridad en el país”, afirmó Miguel Ángel Osorio Chong.
El exsecretario de Gobernación y coordinador del grupo parlamentario del PRI en el Senado se dijo muy preocupado de que “se haya relegado a las corporaciones civiles, que están en la Constitución.
“Los soldados, y ésa siempre fue nuestra preocupación en el gobierno, no están preparados para ser policías, y no se pueden preparar de la noche a la mañana, como (el miércoles) se planteó. Tienen que entrar en un proceso todavía de capacitación como lo hicimos con la Gendarmería (…) Están en el derecho de presentar su estrategia como mejor consideren, pero no al margen de la ley, ni fuera del pacto federal.
El senador panista Gustavo Madero coincidió con el priista en el sentido de que con su plan López Obrador tendrá el control total de la seguridad pública, contradiciendo todos sus ofrecimientos de campaña e ignorándolos políticamente.
Por su parte, Olga Sánchez Cordero (Morena) afirmó que la Guardia Nacional no pretende la militarización.
Estará integrada por policías, explicó, no por soldados, aunque provengan “del lado militar o naval”.

RETIRO GRADUAL DEL EJÉRCITO MEXICANOS PIDE LA ONU
El Comité de la ONU contra desaparición Forzada (CED por sus siglas en inglés) instó al gobierno de México a establecer un plan de retiro gradual, ordenado y verificable de las fuerzas militares de las tareas de seguridad pública en vista de que la desaparición forzada sigue siendo generalizada en el país y la presencia castrense a lo largo del territorio mexicano podría agravar este flagelo.
“El Comité insta al Estado parte a fortalecer a las fuerzas civiles del orden y a establecer un plan de retiro gradual, ordenado y verificable de las fuerzas militares de las tareas de seguridad pública. Además, recomienda al Estado parte adoptar un marco normativo que regule el uso de la fuerza por los agentes de las fuerzas del orden, compatible con el derecho internacional de los derechos humanos y los estándares internacionales”, urge el CED en sus observaciones finales luego de la revisión del informe de México que tuvo lugar el 9 de noviembre en la sede del ACNUDH en Ginebra Suiza.
Las recomendaciones del CED deberán ser avaladas por el gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador ya que en el examen el subsecretario de derechos humanos de la cancillería Miguel Ruíz Cabañas así lo anunció durante la sesión.
El CED urgió a México para que avance “en la creación de una Fiscalía General de la República autónoma e independiente”.

Previous El Edomex impulsa la actividad artesanal: Alfredo del Mazo
Next Red Devils realizó Tryout