Juez Federal niega amparo a Carlos Romero Deschamps


El ex Senador priista buscaba su protección contra alguna orden de comparecencia, además de tener acceso a las investigaciones en su contra.

Severo revés tuvo el líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, en su búsqueda de un amparo para evitar cualquier mandato privativo de libertad en su contra.
Un juzgado determinó tener por no presentada la demanda de amparo que promovió porque no realizó algunas aclaraciones que le requirió la autoridad judicial.
Un juez federal rechazó un amparo promovido por el líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, con el que buscaba la suspensión de cualquier orden de aprehensión en su contra.
El Juez federal Jesús Alberto Chávez rechazó la medida legal que el pasado 8 de enero solicitó Romero Deschamps porque éste no aclaró por escrito, y en un plazo de cinco días, cómo podía comprobar que policías federales habían acudido a buscarlo a las oficinas de sus abogados, de acuerdo con información publicada en Reforma.
Con el amparo, el ex Senador priista buscaba protegerse contra cualquier orden de comparecencia y tener acceso a las investigaciones en su contra. La petición la hizo días de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara una estrategia contra el robo de combustible en el país.
Romero Deschamps solicitó la demanda 11/2019 contra todos los jueces federales de la Ciudad de México, la Policía Federal, la Agencia de Investigación Criminal y su Policía Federal Ministerial, de la Fiscalía General de la República, señaló el diario nacional.
El líder del sindicato petrolero expuso que los sujetos que acudieron a buscarlo vestían uniformes de policía y lo buscaron en las oficinas de sus abogados porque, dijeron, tenían “un asunto” qué atender con él.
Pese a que el amparo le fue negado, Romero Deschamps aún puede impugnar la decisión y un tribunal colegiado podría solicitar al juez admitir la medida.
En octubre pasado, Carlos Romero Deschamps se reeligió por quinta vez como el Secretario General del STPRM, conformado por 120 mil trabajadores en 36 secciones. Llegó al cargo en 1993 y no lo ha soltado. A la fecha, acumula denuncias penales, una petición de juicio político e impugnaciones electorales.

Previous Cancelados 10 de los contratos más importantes del NAIM
Next López Obrador presenta la Estrategia Nacional de Lectura