Hacienda ayuda a bajar precios de gasolina


La ecretaría señaló que los márgenes son determinados libremente por las empresas del sector.

La Secretaría de Hacienda realizó modificaciones en el mecanismo con el que se fija el estímulo al IEPS aplicable a combustibles, para poder desvincularlo de elementos que no son determinados por el gobierno y cuya evolución puede provocar que no se reduzcan los precios al consumidor.
Se refirió que los márgenes son determinados libremente por las empresas del sector y se estimaban con base en información que diariamente publica la Comisión Reguladora de Energía (CRE).
Hacienda detalló que a partir de un análisis de la evolución de los márgenes y de los precios a los consumidores se revelaron dos patrones, que han motivado el cambio en el esquema.
El primero es que los márgenes aumentaron durante la segunda mitad de 2018, sin explicación de mercado clara. Y el segundo es que si los márgenes de las estaciones de servicio no cambian o regresan a los niveles previos, los precios al público disminuirán en un monto igual o superior al estímulo adicional de la semana.
Mediante un comunicado, la dependencia informó que esta decisión se basa, debido a qué hay elementos que no son determinados por el gobierno para medir el subsidio a los combustibles, como el cálculo de los precios internacionales del petróleo, el ajuste de calidad al energético, los costos por almacenar el combustible, y la logística de distribución con sus impuestos, así como los costos de la gasolina en las estaciones de servicio.
Por ello, desde este 12 de marzo al 15 de marzo, en vez de aplicar un estímulo de 9.4 centavos a la gasolina magna, ahora este será de 32 centavos por litro con el fin de que el precio no se encarezca para el precio final al consumidor.
Y es que, la dependencia expuso que “los márgenes aumentaron durante la segunda mitad de 2018, sin una explicación de mercado clara. Entre el primer bimestre de 2018 y el mismo periodo de 2019, los márgenes estimados crecieron 59.5% para la gasolina menor a 92 octanos (magna), 110.7% para la gasolina mayor o igual a 92 octanos (premium) y 18.0% para el diésel”.
Por ello, según la Secretaría, al incrementarse los precios al mayoreo se activan los estímulos para lograr su disminución, pero los precios al público no lo hacen con la misma velocidad, y eso provoca que el estímulo no se refleja en los costos finales de la gasolina.
“Si los márgenes de las estaciones de servicio no cambian o regresan a los niveles previos, los precios al público disminuirán en un monto igual o superior al estimulo adicional de esta semana”, aseguró Hacienda.

Previous Nueva etapa de investigación por caso Ayotzinapa
Next Contracorriente de acarreos y abucheos