CORRUPCIÓN ACADÉMICA EN LA FES ACATLÁN


Por Fausto Alzati Araiza

En 18 años, la UNAM ha sido sujeta a 17 fiscalizaciones por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF); en todas salió exonerada, pero en los resultados de la Cuenta Pública correspondiente al 2017, dicho órgano detectó anomalías por 16.7 millones de pesos en el rubro “Prestaciones, Estímulos y Adquisición de Bienes”, de los que 13.4 millones de pesos correspondieron a la nómina de la FES Acatlán, a lo cual se suman una serie de acciones que sugieren “corrupción académica” por parte de la cúpula.
En tanto se aclaren las observaciones, la UNAM y su rector, Enrique Graue Wiechers, llevarán en sus hombros el desgaste de tales señalamientos, con la sombra de posible corrupción, producto de los manejos que se atribuyen a la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.
Funcionarios considerados parte de la cúpula de la FES Acatlán se autodesignan como sinodales en exámenes profesionales de maestrías y doctorados con la finalidad aparente de reportar “formación de recursos humanos“; lo anterior se les considera en las evaluaciones que periódicamente se realizan en la UNAM y a las que son sometidos los académicos para acceder a niveles más altos y prestaciones.
Desde sus cargos en la administración de la FES Acatlán se autonombran como sinodales en los exámenes referidos, sin importar que ello vaya en detrimento de otros académicos de gran prestigio a los que se les niega la oportunidad de participar y, por supuesto, en contra de una acertada evaluación de calidad.
De acuerdo con información pública liberada por la Unidad de Transparencia de la UNAM, en respuesta a la solicitud de información con número de folio 6440000032019, se comprobó que diversos académicos que actúan como funcionarios incurren en exceso para su beneficio.
La respuesta se dio con un listado de profesores que han fungido como sinodales, del mes de marzo de 2017 a la fecha, en los posgrados (especializaciones, maestrías y doctorados) de la FES Acatlán, emitida en Ciudad Universitaria, con fecha 6 de marzo de 2019, firmada por José Meljem Moctezuma, titular de la Unidad de Transparencia.
La información señala que desde 2017 a la fecha, los funcionarios universitarios son los únicos beneficiarios de ese tipo de actividades, haciendo a un lado a otros profesores, incluso con mejor currículum.
Laura Páez Díaz de León, secretaria de Posgrado e Investigación, es Licenciada en Sociología, Maestra en Teoría Psicoanalítica y Doctora en Letras Modernas por la Universidad Iberoamericana (éste último sin registro de validez oficial -RVOE-), con 71 designaciones en Especialización de Enseñanza de Matemáticas, Posgrado de Derecho y Economía.
En el reporte, en una relación aparece como Díaz de León Laura Páez y en otras con su nombre real.
Felipe Cruz Díaz, quien tiene formación de economista, es coordinador de la Unidad de Investigación Multidisciplinaria; aparece en 47 designaciones para asesorar especializaciones en finanzas y Posgrado de Economía.
Ericka Judith Arias Guzmán, economista y quien es la Coordinadora de Estudios de Posgrado, tuvo 82 designaciones para especialización de enseñanza de Matemáticas, Posgrado de Derecho, Posgrado de Economía y de Urbanismo, y contar con este elevado número de participaciones en jurados de posgrado le valió el galardón “Sor Juana Inés de la Cruz 2018”, que otorga la UNAM por alto desempeño en Docencia, Investigación y Difusión de la Cultura.
Como coordinadora de Posgrado, Arias Guzmán firma los nombramientos de los sinodales.
A su vez, Jesús Adrián Marín Blancas, responsable de la Especialización en Finanzas Públicas, participó, 84 veces, en exámenes de grado de la Especialización en Instituciones Administrativas de Finanzas Públicas, y una vez del Posgrado en Economía.

Previous No se puede ocupar un cargo sin perseguir un ideal de justicia: López Obrador
Next GEM trabaja con municipios para hacer frente a los retos: Del Mazo