Las “izquierdas” logran el triunfo en España


El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y su líder, Pedro Sánchez, cosecharon este domingo una victoria sin paliativos en las elecciones generales, al obtener 123 diputados, con un respaldo de casi siete millones 500 mil ciudadanos. Además, el llamado “bloque de izquierdas” venció holgadamente al “bloque de la derecha”, con lo que se abren varias posibilidades para tejer alianzas de gobierno y buscar la relección de Sánchez como presidente del gobierno.
“Hemos demostrado a Europa y al mundo que se puede ganar a la reacción y al totalitarismo”, dijo un eufórico líder socialista, que se comprometió “a luchar contra la desigualdad y la injusticia”.
La contraparte de la noche electoral fue el derechista Partido Popular (PP), que obtuvo el peor resultado de su historia, al sumar únicamente 66 diputados -71 menos que en 2016-, con lo que su líder, Pablo Casado, se convirtió en el gran derrotado de los comicios. Los números reflejan el revés del PP: en sólo tres años perdió más de tres millones 600 mil votantes y pasó de representar 33 por ciento del electorado a únicamente 16.7 por ciento.
Las elecciones generales españolas confirmaron que el Congreso de los Diputados estará fragmentado en cinco grandes partidos los próximos cuatro años y el bloque de la “izquierda” o “progresista” arrolló al conservador. Una de las claves fue la alta participación, que superó 75.75 por ciento, es decir que de los 36 millones 800 mil ciudadanos convocados a las urnas acudieron a votar unos 28 millones.
Con 99.63 por ciento de los votos escrutados, el PSOE obtiene 123 diputados; el PP, 66; la formación Ciudadanos (C´s), 57; Unidos Podemos (UP), 42; y la emergente de extrema derecha Vox, 24. Para completar las 350 curules del Congreso están las formaciones autonómicas o nacionalistas: 15 de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), siete de Junts per Catalunya (JxCat), seis del Partido Nacionalista Vasco (PNV), EH-Bildu, cuatro; Coalición Canaria, dos; Navarra Suma, dos y Compromis, uno y el Partido Regionalista de Cantabria (PRC), uno.

Previous El imposible diagnóstico sobre el PAN
Next Alcalde de Lerma, una vergüenza para el municipio