Decomisan mil armas en una residencia en Los Ángeles


Más de 1,000 armas fueron recuperadas de una casa de Bel-Air el miércoles durante una investigación sobre la venta y fabricación ilegal de armas, dijeron las autoridades.
Una persona fue detenida en la casa en la cuadra 100 de North Beverly Glen Boulevard y está cooperando con las autoridades, dijo la policía.
Los oficiales detuvieron a un hombre barbudo fuera de la casa.
El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) y los oficiales de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) estaban llevando a cabo una investigación conjunta, cuando entregaron una orden de registro alrededor de las 4 a.m.
El teniente Chris Ramírez del LAPD dijo que las armas son de todas las marcas, calibres y modelos, y que más de 1,000 rondas de municiones reales también se recuperaron de la casa. Las armas serán detalladas y reservadas como prueba, dijo el teniente.
“Esto es un gran alijo”, dijo Ramírez. “Es incomprensible que alguien pueda tener tantas armas en una residencia como esta, en un vecindario como este”.
Añadió que el incidente parece estar aislado y que no hay amenaza para el público, pero que las armas podrían haber terminado en las manos equivocadas.
No está claro si se presentarán cargos contra la persona, dijo Ramírez.
Los registros de propiedad pública para la dirección que se busca indican que se trata de una casa de cinco habitaciones y 8,200 pies cuadrados que se vendió por última vez en 2001. Su valor se estima en más de $7 millones de dólares, según el sitio web de bienes raíces Redfin.com.
La casa es propiedad de Cynthia Beck, quien tiene tres hijas con el hijo de J. Paul Getty, según los registros públicos.
No está claro si Beck está relacionada con la investigación.
El rabino Jaim Mentz de Jabad, de Bel Air, dijo a KTLA que su sinagoga se encuentra en el mismo vecindario que fue escenario de una redada masiva de la policía el miércoles.
“Crecí en Brooklyn. He visto muchas cosas. “Nunca había visto acumular tanto”, dijo Mentz.
Añadió que recientemente se reunió con los fieles después de los disparos mortales de la sinagoga cerca de San Diego y discutió las formas en que los congregantes pueden proteger sus hogares de la violencia con armas de fuego. Él cree que incidentes como estos ponen a todos más en riesgo.
“No quieres esto en tu patio trasero”, dijo.

Previous Sismo de 6.3 grados sacude a Japón, descartada la alerta de tsunami
Next Codhem e INEGI suman labores para fortalecer y medir el conocimiento sobre derechos humanos