México no está en crisis migratoria: Segob


A pesar de la migración inusual que vive México, la secretaria de Gobierno, Olga Sánchez Cordero, sostuvo que el país no está en crisis y que el problema se está resolviendo.
Más que preocupándonos, ocupándonos de la situación”, señaló la funcionaria, quien destacó que “tenemos una pluralidad de emigración muy impresionante, yo diría que inusual, en México”.
Las solicitudes de refugio y asilo han aumentado de forma exponencial en el país, siendo los solicitantes de Venezuela, Haiti, Honduras, El Salvador, Guatemala, Nigeria, Pakistán, India, Bangladesh y Afganistán.
Sánchez Cordero, manifestó que tuvo un diálogo con el secretario de Economía de Coahuila, Jaime Guerra, quien le informó que existe una demanda importante para trabajadores en el sur del estado de alrededor de siete mil vacantes.
Sin embargo, los migrantes han manifestado que no desean quedarse a trabajar en México, sino lograr ser recibidos en Estados Unidos.
Al ser cuestionada sobre este asunto Sánchez Cordero explicó que seguramente había confusión con el documento.
Yo creo que se confundió la visa humanitaria que les estábamos dando, ellos creyeron que era un salvoconducto para llegar a Estados Unidos.
Pero la visa humanitaria tiene un principio rector: se otorga para tener un proceso de inclusión dentro del país que la da, no como una visita de tránsito. Y así lo tomó el presidente Andrés Manuel López Obrador”, puntualizó.
La secretaria de Gobierno afirmó que están registrando a los migrantes que están ingresando al país para tener una migración ordenada y segura, pero reconoció que existe un flujo de personas que entra de forma irregular por la frontera sur.
El río Suchiate tiene entre 10 y 15 centímetros de altura, los niños pequeños pasan caminando, ya ni siquiera necesitan las balsas para entrar porque no ha llegado la temporada de lluvias”, explicó.
Sánchez Cordero informó que la mayoría de las personas que entraron al país en caravanas ha sido registrada. Y añadió que quienes no quieran regularizarse no podrán continuar en México, pues el gobierno está obligado a hacer que se respeten las leyes.
Quienes no quieran regularizarse los tenemos que devolverlos. No podemos tener un desorden en nuestra política migratoria”, dijo.
Sánchez Cordero dejó en claro que no se permitirá que se violenten las leyes nacionales y menos que haya agresiones en contra de los agentes migratorios.
México es un país con las puertas abiertas, hospitalario con los extranjeros, pero con orden”, finalizó.

Previous Avanza en 5 estados la reforma educativa
Next Hay que mandar “al carajo” la corrupción: AMLO