EN ABRIL… INFLACIÓN PEGA A LA CANASTA BÁSICA


La inflación de 4.4 por ciento registrada en abril provocó que el costo de la canasta alimentaria aumentara hasta 6.1 por ciento, provocando el alza de alimentos de primera necesidad.

El bolsillo de los mexicanos sigue sin ver recuperación alguna, por el contrario, en el primer trimestre del año los precios se han visto muy altos y en el mes de abril la canasta básica se vio afectada en la mayoría de los productos de primera necesidad.
La inflación de 4.4 por ciento registrada en abril provocó que el costo de la canasta alimentaria aumentara hasta 6.1 por ciento, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).
La medición de pobreza del Coneval utiliza dos líneas de ingreso: Línea de Pobreza Extrema por Ingresos, que equivale al valor de la canasta alimentaria por persona al mes; y la Línea de Pobreza por Ingresos, que equivale al valor total de la canasta alimentaria y de la canasta no alimentaria por persona al mes.
En abril, el costo de la canasta alimentaria urbana aumentó un 5.9 por ciento, mientras que la rural subió 6.1 por ciento.
En su reporte mensual sobre la evolución del valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos, el Coneval detalló que la canasta urbana pasó de 1,482.46 pesos en abril de 2018 a 1,569.36 en abril de 2019, un incrementó 5.9 por ciento.
La canasta alimentaria rural pasó de 1,052.93 pesos en abril de 2018 a 1,117.40 en el cuarto mes de este año, un aumento de 6.1 por ciento.
En el caso de la Línea de Pobreza por Ingreso, se ubicó en 3 mil 104.57 pesos en el ámbito urbano y en 2 mil 14.72 pesos para el rural.
La canasta básica del Coneval contempla alrededor 32 productos en el ámbito rural como tortilla, trigo, arroz, chile, jitomate, frijol, azúcar y refresco. En el ámbito urbano se agrupan 36 productos y se agregan la carne de res, de cerdo, jugos y néctares.
De acuerdo con la medición del Coneval, el costo diario de la canasta alimentaria urbana en abril fue de 52.31 pesos, mientras que la rural fue de 37.25 pesos.
En México, el salario mínimo es de 102.68 pesos diarios y en algunas zonas de la frontera es de 176.72, por lo que de acuerdo con el Coneval un trabajador con ese sueldo puede comprar una canasta alimentaria urbana o rural.
Sin embargo, considerando la Línea de Pobreza por Ingresos, que incluye la canasta alimentaria más la no alimentaria (transporte público, educación, cultura, recreación, vivienda, vestido y otros gastos), para el área rural tiene un costo de 2 mil 14.72 y para la urbana de 3 mil 104.57 pesos mensuales.

Previous Entrega del Mazo condecoraciones a profesoras y profesores mexiquenses
Next “Padre Meño” condenado a 13 años por violación