México tiene el mayor aumento de violencia del mundo

En la última década, ningún país del hemisferio ha experimentado un aumento tan grande como México en el número absoluto o en su tasa de homicidios.
Esta es una de las conclusiones del informe “Organized Crime and Justice in Mexico (Crimen organizado y justicia en México)” del programa Justice in Mexico que desarrolla la Universidad de San Diego, Estados Unidos, en colaboración con la UNAM, la Universidad de Guadalajara, la Universidad Autónoma de Nuevo León, y la Universidad Autónoma de Puebla.
El documento, que será presentado en Ciudad de México los próximos 30 y 31 de mayo, analiza las tendencias del crimen organizado y la violencia que han marcado la situación de México especialmente desde el mandato de Felipe Calderón (2006-2010).
“Está claro que el aumento de la violencia en México durante la última década representa un problema urgente que no necesita exagerar para merecer seria consideración por parte de académicos y responsables políticos. Esta trágica pérdida de vidas mexicanas debería ser causa de grave preocupación, no de reclamaciones hiperbólicas o parte del juego político”, señala.
El incremento de la violencia viene relacionado con la denominada “guerra contra las drogas” y marca una tendencia ascendente durante las presidencias de Calderón y Enrique Peña Nieto (2012-2018), un sexenio en el que la violencia se ha disparado. En total, más de 332,000 personas fueron asesinadas en México desde el inicio del siglo XX, sin contar las personas desaparecidas y los crímenes que no fueron reportados.
El informe alerta sobre la utilización política que puedan tener determinados datos. Pone como ejemplo un estudio de 2017 realizado por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos en el que se sugería que México era el segundo país más violento del mundo por detrás de Siria, que vive una guerra civil desde 2011.
Unas afirmaciones “infundadas” que, según este documento, fueron utilizadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para “multiplicar el miedo y la animosidad” hacia su vecino del sur.
“Los niveles y tasas de homicidios son en realidad mucho peores en otras partes del hemisferio occidental”, dice el documento, que cita el caso de Brasil. Con una población de más de 200 millones de personas (algo menos del doble de los 130 millones de México), el país sudamericano está en cabeza en número total de homicidios desde hace una década, según datos de la UNODC, la oficina de la ONU que se ocupa de drogas y crimen organizado.

Botón volver arriba