Aplican muerte asistida a Rebeca, una chimpancé Geronte con cáncer epitelial

Lamenta Gobierno del Estado de México la pérdida de este ejemplar, pues el chimpancé se encuentra en peligro de extinción.

Rebeca, chimpancé hembra que vivía bajo cuidado humano en el Parque Ecológico Zacango, falleció luego de que el personal de veterinarios tomara la decisión de realizarle la eutanasia para eliminar el dolor que tenía debido a diversos padecimientos relacionados con su avanzada edad y el carcinoma que le aquejaba.
El Gobierno del Estado de México, a través de la Secretaría del Medio Ambiente y la familia Zacango, lamentan la irreparable pérdida de Rebeca, la cual también afecta a la gran comunidad zoológica internacional y a la especie, ya que los chimpancés se encuentran en peligro de extinción. Rebeca fue una excelente embajadora inspirando a muchos para la protección de su especie.
Pese a los esfuerzos que realizó el equipo médico de este parque ecológico para salvar la vida de Rebeca, el chimpancé padecía un tipo de cáncer denominado carcinoma de células escamosas en la región perivulvar.
Desde su llegada a Zacango se realizaron acciones para mejorar la vida de Rebeca, como su dieta especial donde se le ofrecían frutas, verduras, nueces, alimento concentrado y suplementos especializados y desde el año 2015 se instaló un nuevo sistema de calefacción permanente en la casa de noche; cabe señalar que el año pasado se construyó un nuevo dormitorio con el fin de brindarle mayor confort al grupo de chimpancés del Parque.
Rebeca se integró al programa de Estimulación Conductual y Condicionamiento Operante con Refuerzo Positivo desde 2015, este programa había ofrecido a Rebeca alternativas de terapia ocupacional, búsqueda, locomoción, exploración, donde se fomentaron las experiencias positivas como juego, curiosidad, tranquilidad, compañía, afecto y recompensa, ayudando a mejorar la relación social con Judo y Cristina, los otros dos chimpancés del Parque.
Se le sometió a tres intervenciones anteriores con fines de diagnóstico, una más en septiembre 2018 para reducción tumoral con la reconstrucción del defecto en piel y una última el 15 de mayo del año en curso para dar seguimiento.
Tomando en cuenta que la expectativa de vida de un chimpancé bajo cuidado humano es de 50 años y en vida silvestre de 35 años y al tener un diagnóstico desfavorable y una condición corporal disminuida, el equipo de Bienestar Animal de Parque Ecológico Zacango redobló esfuerzos en su atención durante los últimos meses.
Después de la última intervención médica, en mayo de este año, Rebeca mostró una aparente mejora, sin embargo, hace un par de días comenzó a presentar un importante edema en miembro pélvico izquierdo con avance significativo hacia el otro miembro, rechazo intermitente a la medicación y suplemento, lo cual ocasionó una disminución importante de su condición corporal.
Conductualmente, el ejemplar presentó una disminución en la interacción con los enriquecimientos diarios, ya no participaba en el forrajeo de medio día, en las sesiones de entrenamiento el ejemplar se mostraba cooperativo para los comandos, sin embargo, se había observado con debilidad e incapacidad para realizarlos por dolor generalizado; continuó interactuando y vocalizando con sus dos compañeros, pero esto disminuyó en frecuencia e intensidad, lo que ocasionó que se aislara del grupo.

#F

Botón volver arriba