“Mi detención fue pactada, fue un circo”: Javier Duarte


Revela que funcionarios de la administración de Peña Nieto lo obligaron a entregarse antes de las elecciones de 2017 del Estado de México, a cambio de no perseguir a su familia.

Javier Duarte de Ochoa, habló. En entrevista radiofónica desde el Reclusorio Norte aseguró que, a cambio de que cesaran la persecución de la que era víctima su familia, pactó con funcionarios de la administración de Enrique Peña Nieto entregarse y admitir cargos falsos que se le imputaban.Expuso que el pacto fue concertado a través de una mesa de trabajo sostenida en la Ciudad de México en la que participó su abogado y funcionarios del Cisen, la Secretaría de Gobernación y de la Procuraduría General de la República.
De acuerdo con lo expuesto, su detención y el proceso subsecuente “fue una cacería, una persecución inédita, un linchamiento público descomunal basado en elementos que se están desmoronando”.
El acuerdo incluía entregarse antes de las elecciones del Estado de México de 2017 y que, a cambio, su familia podría irse a un lugar seguro donde podría establecerse, además se incluía que se le reclasificara el delito de delincuencia organizada, para conseguir una sentencia más baja.
Duarte de Ochoa sostuvo que su detención en Guatemala fue “un circo”, pues ya todo había sido pactado con anterioridad y ahora, ofrece a la Fiscalía General de la República (FGR) aportar información “valiosa y oportuna” para las carpetas de investigación que existan en contra de funcionarios del pasado sexenio.
Este ofrecimiento, acotó, nace por “deber ciudadano”, y dijo confiar en la independencia de la FGR, así como en la transparencia y profesionalismo de sus investigaciones, y prevé que “no hay elementos externos que lo hagan actuar fuera de la ley… la pelota ya está en el lado de la cancha de la Fiscalía”.
Pero ofreció otra entrevista, en la cual sostuvo que pagó una “extorsión” al ex encargado de la Procuraduría General de la República, Alberto Elías Beltrán, para que, en los mismos términos que expuso en la que dio a una estación de radio, dejaran en paz a su familia y le reclasificaran el delito de delincuencia organizada, lo que implicaría conseguir una sentencia más baja.
También reveló que, a través de un amigo en común, el ex Presidente Enrique Peña Nieto le regaló una suma de dinero para ayudarlo porque tenía “cargos de conciencia” por la persecución que padecía, recursos que – explicó – se los entregaron a su hermano Cecil Duarte en una casa de la Ciudad de México y que se utilizaron para pagar la supuesta “extorsión”.
Las declaraciones de Duarte se suman a los señalamientos de corrupción por parte de ex colaboradores del ex presidente Enrique Peña Nieto. Además de los casos de Duarte y Lozoya, Peña Nieto también ha sido involucrado en un caso de desvío de dinero para las campañas electorales del PRI, luego de que el Gobierno de Chihuahua detuviera a un operador político de nombre Alejandro Gutiérrez, acusado de participar en el saqueo de 250 millones de pesos.

Previous 1,475 Policías Federales se trasladarán a otras dependencias
Next Centros de detención migratoria en EU serán visitados por la SRE