Programa insuficiente de contingencia ambiental en CDMX


Fueron 8 mil 464 las muertes que se dieron en 2014 por el mal ambiente.

Greenpeace señaló que espera que las autoridades cumplan con las normas ambientales como lo ordenó un juez y tomen las medidas necesarias para conseguirlo, en lugar de rendirse y sólo reaccionar cuando la calidad del aire sea “muy mala” de acuerdo con las categorías del Índice de Calidad del Aire en la Zona Metropolitana del Valle de México.
En respuesta al planteamiento del martes de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) de que sólo hará recomendaciones cuando se superen los cien puntos de ozono, para cumplir con la sentencia de un juez por un juicio de amparo que presentó Greenpeace para que a partir de ese índice se aplique el Plan de Contingencias Ambientales, la organización indicó que es urgente conocer el plan de acción de los gobiernos que conforman la Megalópolis para transitar hacia el cumplimiento de los límites de las normas oficiales en los estados de la región.
En un comunicado señaló que para proteger la salud de la población y mejorar la calidad del aire no basta con un Programa de Contingencias para el Valle de México, sino que se requiere la aplicación de medidas que replanteen la movilidad en la Megalópolis y la política energética del país.
Agregó que “nadie quiere tener contingencias frecuentes que paralicen la ciudad, pero el tema no está en no decretarlas sino en no alcanzar las concentraciones de contaminantes que las detonen. Es momento de aprovechar la oportunidad que brinda el amparo para transformar la movilidad y mejorar los instrumentos de medición y monitoreo de calidad del aire. Greenpeace está abierta a la colaboración para avanzar en este cambio de rumbo”.
En relación con los impactos por la mala calidad del aire, indicó que 17 mil personas mueren al año a causa de padecimientos relacionados con la contaminación del aire, mientras que en términos económicos, este problema representa el 3.2 por ciento del PIB anual.
Recordó que estudios del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático y el Instituto Nacional de Salud Pública, en los que analizaron cifras de 2014 para calcular cuántas muertes fueron evitables en la Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo, Puebla, Querétaro, Tlaxcala y Morelos por distintos padecimientos, se encontró que fueron 8 mil 464 las muertes que pudieron haberse evitado de haber cumplido con la Norma de Salud Ambiental de PM2.5.

Previous Lluvia castiga a Iztapalapa
Next Suspenden orden de captura contra Emilio Lozoya