Con motos agilizan atenciones médicas


El Gobierno de la Ciudad de México dio el banderazo de salida a 40 motocicletas que a partir de hoy se incorporan a los servicios de emergencia locales, con el fin de reducir los tiempos de atención en caso de incidentes, de 31 a 21 minutos. Además, contribuirán a evitar el funcionamiento de las llamadas ambulancias “patito”, por no tener las condiciones ni los permisos correspondientes.
Del total de unidades, 30 irán al Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) y otras 10 a la Cruz Roja Mexicana. Para todas ellas, se requirió una inversión de 20 millones 540 mil pesos.
La adquisición de las unidades forma parte del Modelo de Atención Prehospitalaria de la CDMX, cuyo primer avance es la centralización de despacho y profesionalización de la línea 911, la cual está en operación desde enero pasado.
La segunda etapa, que opera desde mayo pasado, consiste en la delimitación de zonas de responsabilidad para definir en qué lugares pueden llegar ciertos servicios de emergencias. La tercera es la incorporación de motocicletas de soporte vital básico y la cuarta el incremento de unidades de atención.
La Jefa de Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, destacó que, gracias a la intervención de paramédicos en el Número de Atención de Llamadas de Emergencia 911, se logrará determinar en qué casos puede ir la motocicleta y en cuáles sí es necesaria la ambulancia.
A su vez, el coordinador general del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5), Juan Manuel García Ortegón, refirió que 60 por ciento de las intervenciones con ambulancia no requieren traslados, por lo que en estos casos es útil el uso de las motos; además de que éstas pueden entrar a zonas de difícil acceso.

Previous Otorga ISEM cerca de 50 mil consultas mensuales a mujeres embarazadas
Next Estado crítico de inseguridad en 340 las colonias de la CDMX