Reitera Jorge Olvera llamado a legislar sobre recepción e integración de migrantes


Debe garantizar los derechos de las personas en situación de migración, tanto de la entidad como del extranjero y procurar su incorporación a los sistemas de salud, educación, empleo y cultura.

Al puntualizar que los migrantes no nacionales mantienen sus derechos humanos sin importar si su estancia en el país es legal o no, y que por tanto no deben ser criminalizados, el ombudsperson Jorge Olvera García reiteró su llamado a contar con una Ley de Recepción e Integración de Migrantes Mexiquenses en Retorno y de No Nacionales.
Expuso que la Codhem cuenta con la Visitaduría de Atención a Personas Migrantes, a través de la cual se brindan asesorías jurídicas, orientación y actúa ante la acción u omisión de autoridades municipales y estatales, como cuando los detienen por el solo hecho de su apariencia, tener acento extranjero o para extorsionarlos, ejemplificó.
Olvera García explicó que urge una normatividad para atender el fenómeno migratorio con una visión que dé prioridad a los derechos humanos, porque la situación está colapsando al país y a la entidad, ya que por un lado muchos connacionales están regresando sobre todo de Estados Unidos con la esperanza de reencontrarse con sus familiares e iniciar una nueva vida, pero en ocasiones no cuentan con las condiciones para invertir el poco o mucho dinero que hayan ahorrado, o simplemente no se pueden incorporar al sistema de educación, empleo o salud en la entidad.
Por otra parte, las personas provenientes de diversos países, en especial de Centroamérica, se han dispersado por el territorio nacional y estatal, sin poder ejercer sus prerrogativas ni disfrutar de la protección del Estado, porque de manera desafortunada, continúan siendo perseguidos incluso por autoridades locales, estatales o nacionales hasta en los lugares donde acuden a refugiarse, a descansar o recibir atención médica tras un largo y sinuoso camino, como se denunció hace algunos días en Coahuila.
En ese sentido, enfatizó que se necesitan políticas públicas certeras y una Agenda Estatal que tenga como eje primordial atender a los migrantes en general y particularmente a quienes están en situación de retorno: “México como país expulsor requiere medidas y protocolos urgentes para hacer una integración en el sistema de salud, educación, seguridad, empleo y culturalidad.”
Insistió en la necesidad de avanzar en la creación de una Ley de Recepción e Integración de Migrantes Mexiquenses en Retorno y de No Nacionales; así como en el llamado a las autoridades municipales y estatales a actuar en el marco de la legalidad para respetar los derechos y la dignidad de las personas migrantes.

Previous Se une la legislatura a reforestación
Next Enrique Vargas se opone al aeropuerto de Santa Lucía