Exhorta la 60 legislatura a verificar el uso y el impacto de sistemas antigranizo en la entidad

La 60 Legislatura estatal exhortó por unanimidad de votos a los titulares de la secretarías del Medio Ambiente, de Desarrollo Agropecuario y de Salud, así como al Procurador de Protección al Ambiente del Estado de México, a verificar los mecanismos del sistema antigranizo que aplica la empresa Bionatur en la entidad y le prohíba el uso de avionetas y otros instrumentos hasta en tanto no se cuente con estudios sobre sus efectos secundarios sobre el medio ambiente, las personas y la agricultura.
Propuesto por la legisladora María de Jesús Galicia Ramos (morena), el punto de acuerdo recibió el apoyo de los diputados María de Lourdes Garay Casillas (PES), Reneé Alfonso Rodríguez Yáñez (PAN) y María Luisa Mendoza Mondragón (PVEM), quien solicitó además que se revise la aplicación de este sistema antigranizo no sólo en la zona mazahua, como planteó la legisladora proponente, sino también en comunidades de Villa Victoria.
Conforme al documento, según el cual el cambio climático afecta los cultivos obligando a las empresas a proteger sus productos del granizo utilizando sistemas que requieren cohetes, avionetas y cañones para su operación, se exhorta también a las autoridades referidas a emitir la normativa que regule esos métodos y su uso adecuado en los municipios cuya vocación sea agrícola.
Al explicar que el granizo es un fenómeno meteorológico de alto impacto en los ecosistemas y un factor de riesgo significativo para la producción agrícola, la diputada María de Jesús Galicia apuntó que estos sistemas se han generalizado en entidades como Michoacán, San Luis Potosí, Jalisco y Colima, no obstante que no existe ninguna disposición legal federal o local para su operación
Añadió que el estado no es ajeno a este problema, pues la empresa Bionatur (localizada en el municipio de Jocotitlán y propiedad de grupo IUSA) utiliza estos mecanismos con la intención de evitar que la lluvia se cristalice y se convierta en granizo. La empresa utiliza avionetas para sembrar las nubes con yoduro de plata, romper el equilibrio interno de las nubes y modificar las precipitaciones fluviales, afectando de manera significativa las cosechas de cientos de agricultores de los municipios de Ixtlahuaca y Jocotitlán. Esta situación se ha presentado desde inicios de 2019, generando ya problemas no sólo sociales sino de salud a niñas, niños y personas adultas mayores, acotó.
Dijo que habitantes y campesinos de los municipios citados se encuentran inconformes y preocupados por las afectaciones percibidas, ya que pierden sus cosechas y con ello el sustento de cientos de familias cuya principal actividad es la agricultura, por lo que es necesario ofrecerles seguridad y certeza jurídica para seguir desarrollando su actividad económica.

Botón volver arriba