FGR va ahora por Carlos Ahumada por extorsión y fraude


Revive una demanda de Rosario Robles.

Por su presunta responsabilidad en delitos de extorsión, fraude específico, falsificación de documentos y uso de documentación falsa, la Fiscalía General de la República (FGR) determinó que cuenta con los elementos necesarios para ejercer acción penal contra el empresario Carlos Ahumada Kurtz.
La investigación contra el argentino derivó de la denuncia que presentó la ex Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, quien el 21 de agosto de 2013 lo acusó por el delito de extorsión.
Rosario Robles, quien ahora es investigada por la FGR por presuntos desvíos de dinero, denunció que Ahumada Kurtz sustrajo tres hojas en blanco con su firma, y que la amenazó de utilizarlas para una cantidad millonaria.
Desde su llegada a México con su familia, en 1975, el empresario argentino –ya nacionalizado mexicano–, ya arrastraba un largo historial de traiciones, estafas y engaños.
Pero la parte oscura de su historia en el país comienza cuando el hombre argentino naturalizado mexicano ingresó con su madre, Mercedes Leonor Sofía Kurtz Salvatierra, y su hermano, Pablo, con visa de turistas. Según consta en los documentos que entregaron a la oficialía de Migración, los Kurtz se quedarían en la Ciudad de México por término de 180 días, pero permanecieron más tiempo, para lo cual no solicitaron un permiso.
En 1976, cuando Carlos finalizó sus estudios de primaria, él y su familia se fueron a vivir a San Cristóbal de la Casas, Chiapas, donde aseguran permanecieron 12 meses.
Luego, regresaron a la Ciudad de México, cuando Ahumada se encontraba en segundo de secundaria. De ahí, saltó al Colegio de Ciencias y Humanidades plantel sur y en 1983 ingresó a la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde cursó dos semestres de la licenciatura en Actuaría.
Un año después contrajo nupcias con su primera esposa, Sonia Georgina Medrano Tinoco. El matrimonio pudo llevarse a cabo debido a un acta de nacimiento falsa de Ahumada, que señalaba que el empresario supuestamente nació en Coahuila.
Recién casado, el hombre fundó en sociedad con algunas amistades la empresa Maderamex, cuyo giro era el diseño y la fabricación de juguetes de madera, pero fracasó.
Antes de emprender otro negocio, el argentino ayudó a su hermano mayor, Roberto, a establecerse en México.

Previous Congreso de la CDMX niega haber dado honoris causa a Laura Bozzo
Next Aceleran juicio político contra Rosario Robles en San Lázaro