En riesgo obra que dotará agua a Cuajimalpa


La alcaldía Cuajimalpa de Morelos informó que un grupo de unas 30 personas arremetieron contra los trabajadores que se encontraban en el tramo federal de las casetas a la entrada del poblado San Lorenzo Acopilco.
Los afectados estaban mejorando la obra hidráulica de la línea de conducción y rebombeo del tanque Contadero al tanque Acopilco el pasado 2 de agosto alrededor de las 11 horas.
Ante las agresiones hacia los trabajadores, el encargado de la obra, Daniel Guillén Sánchez, solicitó apoyo de la alcaldía con elementos de policía para salvaguardar la integridad de los empleados, ya que los agresores llevaron a cabo actos de vejación, golpes y sustrajeron herramientas de la zona de trabajo, dañando maquinaria propia de la obra, y amenazando con incendiarla.
Asimismo el Guillén Sánchez presentó una denuncia ante el Ministerio Público, por las agresiones y daños a su equipo y herramientas que declaró asciende a un valor entre 25 y 30 mil pesos.
Esta obra hidráulica corre por la carretera México-Toluca, abarcando un tramo federal.
Lo que refiere a la tercera etapa, ésta no se iniciará hasta que se realice la consulta indígena en el pueblo originario de San Lorenzo Acopilco, tal y como se acordó en una asamblea informativa el pasado 28 de junio en conjunto con el Gobierno de la Ciudad a través del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, los comuneros y la población en general.
La consulta se llevará a cabo en las próximas dos semanas, actualmente se encuentra en la etapa informativa para que posteriormente la población pueda someter a votación el tema.
Elementos de la policía auxiliar arribaron a la zona de inmediato y procedieron a la remisión de tres personas ante el Ministerio Público. Sin embargo los implicados fueron puestos en libertad después de rendir su declaración, la investigación continúa para el deslinde de responsabilidades, ya que la empresa refirió un daño patrimonial.
Por el “modus operandi” todo parece indicar que se trata del mismo grupo de personas que en el mes de abril agredieron a trabajadores de la empresa de pipas que suministraba agua potable a la zona de Acopilco.
Con este tipo de acciones, que intentan politizar la problemática del agua en la zona, la obra hidráulica que garantizaría el suministro a 30 mil habitantes de San Lorenzo Acopilco se pone en riesgo nuevamente. El agua es un derecho de todos, por lo que la alcaldía expresó su respaldo a los vecinos, para que cuenten con una óptima distribución de este vital líquido.

Previous Acuerda Consejo Estatal de Salud sumar esfuerzos con la UAEM
Next Combatir la corrupción, sin simulación: Coparmex CDMX