Gasly no da la talla en Red Bull y es intercambiado por Albon a partir del GP de Bélgica

Hace unas horas se anunció de manera oficial que Red Bull hará un intercambio entre Alexander Albon y Pierre Gasly. El tailandés-inglés pasará a ser el nuevo compañero de Max Verstappen a partir del Gran Premio de Bélgica 2019, mientras el francés deberá regresar a Toro Rosso para formar pareja con Daniil Kvyat.

Diversos medios y personas cercanas a la escudería aseguraban que Gasly tendría un verano tranquilo; sin embargo, el poco rendimiento del piloto, los malos resultados y la gran diferencia que existe con su coequipero le han jugado una mala pasada por lo que los dueños han decidido que regrese a Toro Rosso en el próximo circuito de Spa-Francorchamps.

Por otro lado, Albon ha realizado grandes hazañas en su monoplaza –como su sexta posición en Alemania o la octava en Mónaco– por lo que el intercambio era cantado, además de apagar el rumor de un regreso de Fernando Alonso.

Este fichaje recuerda mucho a lo sucedido entre Verstappen y Kvyat en 2016, cuando el ruso había tenido unas carreras para el olvido mientras el holandés ascendía en popularidad, lo que supuso un cambio entre la escudería. A la postre, Daniil Kvyat saldría de la F1 debido a estos malos resultados.

Según la propia marca, se encuentran en una «posición única de tener cuatro pilotos talentosos de Fórmula 1 bajo contrato que pueden rotar entre Red Bull y Toro Rosso».

Además, entre bienvenidas y apoyos, destacan que «el equipo usará las próximas nueve carreras para evaluar el rendimiento de Alexander para tomar una decisión sobre quién conducirá junto a Max en 2020».

Es decir, los cuatro pilotos en nómina de la escudería austriaca, excepto Max Verstappen, están ‘a prueba’ con vistas a la temporada 2020 para ver quién se subirá al segundo Red Bull.

Botón volver arriba