EN LOS PANAMERICANOS ¿QUIÉN DEBE COLGARSE LAS MEDALLAS?


Por Jorge Petrikowski

La participación histórica de los atletas mexicanos en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 fue una sorpresa para todos, incluso para las autoridades que habían pronosticado un pobre desempeño en la justa continental, sin embargo una vez mostrados los resultados más de uno se subió al barco y se quiso colgar las medallas que no le correspondían.
El inicio de la competición la titular de Conade, Ana Gabriela Guevara dijo que esperaban que los resultados en la competición fueran pobres, siempre amparada en el discurso de que en las administraciones anteriores el organismo tenía fugas que no permitían entregar a los deportistas los recursos suficientes para su preparación, algo que quizá sea cierto, pero que no afectó como se pudo pensar, argumento que quedó atrás una vez que los participantes demostraron carácter y talento.
Pese a que los rumores corrieron en semanas anteriores a los juegos, cuando se dijo que las becas a medallistas olímpicos habían sido retiradas y que no habrían más apoyos para los ganadores, parece sólo fue un rumor, pues e comprobó que era una mentira, pero resultó benéfica, pues el presidente anunció en días pasados premios para los medallistas de los Panamericanos.
Sin duda los premios como incentivo se deberán reconocer a la actual administración quien tuvo a bien subastar la casa de un delincuente, valuada en más de cien millones de pesos, para motivar a los deportistas quienes tendrán 10 mil pesos al mes durante un año por su buen desempeño, pero la preparación y el camino recorrido tendrá que ser entregado a quien merece, los directivos anteriores.
Difícilmente alguien dudará que el “huachicoleo” en las instituciones durante sexenios anteriores permeó en los deportistas al igual que en todos los demás rubros de la sociedad mexicana, pero parece algo hicieron de buena manera para que hoy se den resultados bastante alentadores que posicionan a nuestro país como tercera potencia continental, sólo por debajo de unos inalcanzables Estados Unidos y un poderoso Brasil que parecen estar todavía muy lejos para México.
Así pues se le deberá dar el reconocimiento a quien se lo ganó y no creer que esto es obra de seis meses de trabajo; lo que sí podría darle mérito a la actual administración sería continuar el proceso de los medallistas y de todos aquellos deportistas emergentes que requerirán de apoyo por parte de las federaciones donde ahora se verán obligadas a seguir el discurso de las autoridades y darles facilidades a aquellos que buscan un lugar en Tokio 2020.
De repetirse la hazaña en las olimpiadas la administración de Andrés Manuel López Obrador y Ana Guevara podrán ser laureados por méritos propios y, ahora sí, colgarse medallas ganadas por méritos propios.

Previous Se reúne AMLO con opositores a presa El Zapotillo
Next Fortalece GEM seguridad de mujeres en unidades de transporte público: Del Mazo