Asociación del Rifle demanda a San Francisco por declararla terrorista


FILE - In this Monday, Oct. 21, 2002 file photo, National Rifle Association President Charlton Heston holds up a rifle as he addresses gun owners during a "get-out-the-vote" rally in Manchester, N.H. In May 1977, as the NRA entered its second century, it faced an identity crisis: Was it a coalition of sportsmen, or a political powerhouse? Leaders were set on the former, drawing up plans to move its headquarters from Washington to Colorado and to retreat from politics. Some of its most fiery members disagreed, staging a revolt that night that stretched into the next morning, and remade the group's leadership. Plans for a westward move were scuttled, and a rightward move politically was sealed. (AP Photo/Jim Cole)

Autoridades de San Francisco declararon a la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés) como una “organización terrorista”. La asociación ahora demandó a la ciudad.

NRA argumenta que la ciudad está infringiendo su derecho a la libre expresión y trata de poner en una lista negra a cualquier persona que esté vinculada con ella. Además. solicitó a la corte que intervenga para “indicar a los cargos electos que la libertad de expresión supone que no puede silenciar o castigar a aquellos con los que discrepas”.

“Esta medida es un ataque a todas las organizaciones activistas en todo el país”, dijo William A. Brewer III, abogado de la NRA, en protesta por ser catalogados como “organización terrorista”.

“No puede haber lugar en nuestra sociedad para esta clase de comportamiento por parte de miembros del gobierno. Por suerte, la NRA, como todos los ciudadanos estadunidenses, está protegida por la Primera Enmienda”.

La resolución en San Francisco se aprobó luego de unos tiroteos recientes que acapararon los titulares noticiosos, incluido uno en Gilroy, California, unos 129 kilómetros al sureste de la ciudad y donde un agresor entró a un festival con un arma larga de tipo AK, matando a tres personas y lesionando a 17 antes de suicidarse.

La supervisora de San Francisco, Catherine Stefani, redactó la resolución tras el suceso en Gilroy. Stefani, abogada y que lleva años participando en organizaciones partidarias del control de armas, dijo que la idea la ponía enferma. “Tuve suficiente”, dijo.

“Siguen interponiéndose en la reforma de la violencia armada y hay gente muriendo por eso”.

Stefani dijo que creía que la demanda era un “movimiento desesperado de una organización muy desesperada”.

La NRA busca que el conflicto se resuelva en los tribunales bajo la “protección” de los republicanos y el presidente de los Estados Unidos. Mientras que los demócratas pretenden ir cerrar puertas a dicha organización pues, consideran, atenta más de lo que soluciona.

Previous Saints vence a Texans en espectacular juego de lunes por la noche
Next Trump destituye a su asesor de Seguridad Nacional