Ataques a instalaciones de Arabia Saudita provoca subida de 20% en petróleo


Los precios del petróleo suben casi 20 por ciento y el Brent marca su mayor alza porcentual intradía desde la Guerra del Golfo en 1991, después de un ataque a instalaciones de procesamiento de Arabia Saudita que paralizó la mitad de la producción del reino.

Los precios recortaron su escalada luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, autorizó el uso de reservas de emergencia para garantizar suministros estables de petróleo en el mundo.

Los futuros del crudo Brent, el referencial internacional, ganaron previamente hasta 19.5 por ciento a 71.95 dólares por barril, su mayor aumento intradía desde el 14 de enero de 1991. Más tarde, recortaba las ganancias a 8.65 por ciento o 65.43 dólares el barril.

En tanto, el petróleo WTI de Estados Unidos ascendió hasta 15.5 por ciento a 63.34 dólares el barril previamente en la jornada, su avance intradía más fuerte desde junio de 1998. Más tarde, el contrato operaba con un aumento de 8.42 por ciento, a 59.47 dólares el barril.

Arabia Saudita es el mayor exportador de petróleo del mundo y el ataque a las instalaciones de crudo del productor estatal saudí Aramco recortó la producción en 5.7 millones de barriles por día. La empresa no ha dado un plazo para la reanudación de la producción al completo.

Dos fuentes informadas sobre la operaciones de Aramco dijeron que la empresa aún no retorna a sus niveles normales de producción y que ello «podría tomar meses».

«Retirar del mercado más de 5% de los suministros mundiales de crudo en un solo ataque, un volumen que excede el crecimiento acumulativo de naciones fuera de la OPEP del 2014 a 2018, es sumamente preocupante», dijeron analistas de UBS en una nota enviada a clientes.

El presidente Trump anunció que había autorizado la liberación de crudo de las reservas estratégicas de Estados Unidos en caso de ser necesario, por un volumen que podrá determinarse más adelante. Además, afirmó que tenía «las armas cargadas y listas» para actuar como potencial respuesta al ataque.

Los grandes importadores de petróleo saudí, como India, China e Indonesia, serán los más vulnerables a la interrupción de los suministros.

Las exportaciones de petróleo saudí continuarán normalmente esta semana, ya que el reino utilizará sus enormes existencias para alimentar las refinerías, según dijo a Reuters una fuente de la industria.

Previous ¡Imperdible! Alcalde de Mineral del Monte, Hidalgo, se le cae la bandera
Next Seis años de cárcel a maestro de educación física por pederasta