Abusos en Zoológico de la CDMX: animales sin alimento se comen sus propias heces


Empleados recurren a malas prácticas solapadas por autoridades

Animales enfermos por desnutrición, con cambios de conducta a raíz de la mala alimentación; muertes “irregulares” de ejemplares –tres en los últimos diez días–; desaparición de medicinas; desvío de alimentos y amenazas a empleados que denuncian, son algunas de las anomalías que se presentan en el Zoológico de San Juan Aragón, en la Ciudad de México, aseguraron trabajadores sindicalizados.
La médica veterinaria, María Eilen Mejía García, trabajadora del zoológico San Juan de Aragón, expuso que empleados incurren en las malas prácticas solapadas por médicos veterinarios de estructura, incluso mandos medios en la institución.
Los lunes, por ejemplo, a los animales no les dan de comer porque el lugar está cerrado, sin visitas y quieren evitar que los animales defequen para no tener que levantar más excremento, relató la zootecnista.
“Los operativos (algunos cuidadores) manifiestan que no hay necesidad de darles de comer porque el zoológico está cerrado; no les ponen de comer porque ‘para qué les ponen su dieta completa si tienen que limpiar más heces’”, narró en entrevista con SinEmbargo.
Algunas especies, como los réptiles, no solo han pasado días enteros sin comer, sino que han soportado hasta meses sin alimento, afirmó la veterinaria.
“El primer punto de la medicina preventiva, que es la alimentación, se está incumpliendo en el Zoológico de San Juan Aragón”, dijo.
Al menos tres animales en cautiverio murieron de forma irregular en los últimos tres diez días. Se trata de Sócrates, un coyote que murió el 16 de septiembre, y dos crías de antílope: un antílope ñu, que murió el pasado sábado 14 de septiembre, y una de antílope Eland, informaron María Mejía y Luis Enrique Sánchez, técnico operativo del zoológico.
“De hecho, al coyote se le encontró hasta sumergido en el bebedero. Ese tipo de circunstancias no son las normales, son ejemplos de esa negligencia que hay ahí adentro”, señaló Mejía.
La veterinaria explicó que en el caso del antílope ñu fue porque no se le atendió adecuadamente pese a que se reportó que estaba en mala condición: “no era para que muriera ese animal, porque desde hace mucho tiempo atrás, casi un mes, el cuidador y el coordinador reportaron a los médicos de estructura que se tenía que hacer un manejo previo para que supiéramos que estaba pasando con ella, pero los médicos no hicieron un protocolo, nunca la atendieron , y de un día para otro ha fallecido”, dijo.
En el caso de la cría de antílope eland fue por aborto porque “se le suministró a la hembra madre medicamentos no autorizados y que en su momento estos provocaron la muerte de la cría”, dijo.
No es vez que el Zoológico se encuentra en el ojo mediático por denuncias de anomalías y presunción de descuido o negligencia. Este lugar ha sido señalado por activistas y animalistas a raíz por “misteriosas” muertes de animales que no fueron esclarecidas.

Previous Capital mexicana sufre epidemia delictiva: INEGI
Next Suspenden clases en 35 municipios de Sonora por frente frío