Cada uno de nosotros es responsable de cuidar y engrandecer el legado que recibimos: EPN


El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó en el Campo Militar Marte, la conmemoración del Día de la Bandera, en la que afirmó que “solamente actuando con visión y con responsabilidad podemos conservar aquello que nos da confianza y orgullo”.
Refirió que “cada uno de nosotros es responsable de cuidar y engrandecer el legado que recibimos de nuestros padres y abuelos, y de dejar un mejor país a las generaciones futuras”.
El Primer Mandatario señaló que en este aniversario, “como ha ocurrido a lo largo de su historia, la Bandera nos sigue convocando a la exaltación de nuestra Patria, de nuestros valores y de la unidad nacional”.
“Cuando pienso en unidad, pienso en las mujeres y los hombres de nuestras Fuerzas Armadas y de la Policía Federal que trabajan intensamente para recuperar la paz y la tranquilidad de los mexicanos. Pienso en el esfuerzo nacional para hacer realidad el derecho de nuestras niñas, niños y jóvenes a una educación de calidad que forme personas libres, responsables y comprometidas”, señaló.
“Pienso en los millones de mexicanos que con el respaldo de toda la sociedad, hoy cuentan con apoyos que les garantizan una alimentación adecuada, acceso a la seguridad social y respaldo en la vejez. Pienso en los empresarios que han encontrado en México las condiciones para instalarse, invertir y crecer, y que han permitido a millones de mexicanos encontrar un empleo con prestaciones. Pienso en un México que defiende con firmeza y determinación a sus connacionales, y asume plenamente su responsabilidad en la solución de los grandes desafíos globales”, añadió.
“Esto es lo que significa unidad: cumplir todos los días con la responsabilidad individual y contribuir, al mismo tiempo, al bienestar colectivo, al bienestar de toda una nación”, destacó.
El Titular del Ejecutivo Federal indicó que “en nuestro Lábaro Patrio están presentes los valores y aspiraciones de más de 124 millones de mexicanas y mexicanos que desde su escuela, hogar o trabajo se esfuerzan todos los días para construir un mejor país”.
Recordó que nuestra insignia nacional “tiene su origen en la Bandera Trigarante, que ondeó por primera vez un día como hoy hace casi dos siglos, en 1821, como símbolo del pacto entre realistas e insurgentes que marcaría el camino hacia la Independencia de México”.
“Ese mismo 24 de febrero se proclamó el Plan de Iguala, que convocaba a la unión de todos los nacidos en estas tierras sin importar razas, creencias, o clases sociales. Desde entonces, verde, blanco y rojo han sido los colores que nos identifican y que distinguen a los mexicanos ante el resto del mundo”, dijo.
Agregó que “el águila real, que ha estado presente en la historia de nuestras Banderas, tiene una gran importancia para los mexicanos: es un símbolo nacional cuyo origen se remonta a la fundación de México Tenochtitlán”.
“Hoy el águila real también es símbolo del compromiso con la conservación de nuestra riqueza biológica y natural. Por eso trabajamos para garantizar la preservación de esta especie que estuvo en peligro de extinción. La buena noticia es que, con la participación de la sociedad civil y la Secretarías de la Defensa Nacional y de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de 2012 a la fecha se ha incrementado en 75 por ciento el número de parejas reproductivas de águilas reales”, mencionó.
El Presidente Peña Nieto aseguró que “hoy, México nos llama con miles de banderas que ondean en los hogares, en las plazas públicas, en los edificios históricos y en las sedes de Gobierno en toda la República”.
“Celebremos nuestra enseña tricolor, nuestra Bandera, con el inmenso orgullo de ser mexicanos. Celebremos nuestro Lábaro Patrio con el orgullo de nuestras raíces milenarias, de nuestra historia luminosa y de nuestra enorme riqueza cultural. Celebremos que estamos construyendo, entre todos, un mejor país para los mexicanos de hoy y de mañana”, expresó.
En el evento, el Presidente de la República tomó la Protesta y abanderó a escoltas del 109º Batallón de Infantería, del Escuadrón Aéreo 502, de la Flotilla de la Heroica Escuela Naval Militar de Unidades de Superficie de la Armada de México, de la Escuela Primaria General Santos Degollado de la capital del país, de la Escuela Primaria Guadalupe Victoria del grupo étnico Tepetitlán, y de la empresa Industrias TECNOS.

DELANTE DE LA BANDERA NO HAY GOBERNANTES Y GOBERNADOS; HAY SÓLO MEXICANOS: MINISTRO LUIS MARÍA AGUILAR
El Ministro Luis María Aguilar Morales, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sostuvo que, delante de la Bandera, no hay gobernantes y gobernados; “hay sólo, y nada más y nada menos, que mexicanos”.
Indicó que nuestra Bandera es la representación por excelencia de la soberanía nacional, que reside esencial y originalmente en el pueblo.
Subrayó que la mejor forma de venerarla y exaltarla es mediante nuestra plena y orgullosa convicción de que “es el reflejo de un país que anhela vivir en paz, y construir una sociedad más igualitaria y de recibir del resto de las naciones del mundo el mismo respeto que ofrecemos a cada una de ellas”.
“La Bandera es también un recordatorio constante de que somos mexicanos y enarbolamos los principios por los que hemos luchado y que habremos de seguir defendiendo: la autodeterminación de los pueblos, la no intervención, la solución pacífica de controversias, la prescripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los estados, la cooperación internacional para el desarrollo, el respeto, la promoción y la protección de los derechos humanos, y la seguridad nacional e internacional”, enfatizó.
Por su parte, el Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, Ernesto Cordero Arroyo, señaló que “en las últimas tres décadas, nuestra Bandera se ha vuelto compañera de una profunda transformación de las instituciones de nuestro país, respetuosas de las reglas que como Estado nos dimos”.
Refirió que “la necesaria apertura al mundo, a la par de la modernización, permitieron superar las perniciosas crisis económicas que destruyeron los patrimonios de familias enteras”. Durante estos años, añadió, “se reivindicaron la libertad real y el orden, mejoraron las condiciones de vida de las y los mexicanos, y se trabajó por una paz con justicia. Todo esto con una claridad evidente en el rumbo que deseamos seguir”.
“Sin embargo, estos cambios, como los de la Independencia, provocan resistencias y reacciones opuestas. De este modo surgen en el escenario nacional propuestas que en lugar de combatir los grandes problemas nacionales, reviven posturas anacrónicas e irresponsables que han demostrado su ineficacia y efectos negativos en el país, e incluso simulan alianzas basadas en el oportunismo”, dijo.

Previous PRI delinea blindaje a candidatas ante violencia política
Next LOS VACÍOS POLÍTICOS EN EL PROCESO ELECTORAL