El Boeing 777 con 360 pasajeros a bordo tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles.


 

Este jueves, el vuelo PR113 de la compañía Philippines Airlines se vio obligado a regresar al aeropuerto en California cuando uno de sus motores presento una falla que lo hizo estallar en llamas durante su descenso.

La aeronave con destino a Manila presentó la falla justo después de su despegue. Afortunadamente las llamas se extinguieron antes del aterrizaje y todos los tripulantes resultaron ilesos.

Por su parte la aerolínea aseguró a sus usuarios que se haría responsable de colocarlos en el vuelo más próximo a su destino. Mientras que los bomberos y el equipo técnico se encargaban de las reparaciones al vehículo aéreo.

Previous Autobús de pasajeros cae a barranco en Chiapas, hay 35 heridos
Next La fiscalía israelí presentó cargos contra su primer ministro por corrupción, fraude y abuso de confianza; y él calificó las acusaciones como equivalentes a un “golpe de estado”.