Poco a poco terminarán extorsiones y corrupción en las fronteras: López Obrador


Es prioritario limpiar oficinas de Aduanas y Migración; el presidente llama a servidores públicos a conducirse con honestidad

En diálogo con medios de comunicación, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que el gobierno federal se está limpiando de corrupción como se limpian las escaleras: de arriba hacia abajo. Se trata de un proceso que lleva tiempo, pero existen avances:
“Tengo indicios de que ya la actitud de los servidores públicos ha empezado a cambiar abajo, porque hay un ambiente distinto, ya no se permite la corrupción y además es delito grave.”
A propósito del retorno de paisanos a nuestro país con motivo de las fiestas de fin de año, señaló que es razonable la preocupación a lo largo de la frontera norte por la corrupción en aduanas e intentos de extorsión a migrantes.
Sin embargo, además de la modificación a la ley, existen hoy nuevos factores que marcan la diferencia; por ejemplo, que se da un ejemplo distinto por parte del propio presidente, o el cambio de actitud que se percibe de los servidores públicos.
Agregó que próximamente se presentará una propuesta al Poder Legislativo para la aprobación de la Ley de Confianza Ciudadana, que elimina a las personas verificadoras de negocios y reconocerá a contribuyentes que tengan en regla sus negocios:
“Vamos a avanzar hacia allá con el propósito de que no haya extorsión, de que no se esté padeciendo la visita de inspectores en vía pública de manera permanente. Lo que queremos es que no haya corrupción arriba ni abajo, y lo vamos a lograr poco a poco.”
Funcionarios públicos con queja por extorsión han sido separados del cargo: INM
Durante su intervención, el titular del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño Yáñez, expuso que el programa Bienvenido Paisano opera a lo largo de 50 mil kilómetros de carreteras para atender a más de tres millones de connacionales que regresan este año.
Explicó que cinco rutas abarcan 964 km entre Nuevo Laredo a Querétaro, donde se tienen desplegados 616 elementos adscritos al INM y a la Guardia Nacional. Además, se realiza un despliegue especial en el Puente Internacional ‘Córdova de las Américas’.
“Llevamos 14 quejas en relación a pretensiones de extorsión a compañeros connacionales que han regresado. Nueve corresponden al INM; otras dos corresponden a policías municipales, pero inmediatamente se ha separado del cargo a estos servidores públicos y puestos a disposición a la Función Pública que, por cierto, trae también un despliegue de observadores para atender, evitar y combatir la corrupción.”
En otros asuntos, el presidente reiteró que la Cámara Alta goza de plena libertad respecto a la elección de quien será la próxima ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN):
“He escuchado que ya están hablando de que estoy a favor de una de las integrantes de la terna. No. Cuando las invité les dije que eran los senadores los que iban a decidir libremente, pero no está de más recordarlo.
“Y que todos los senadores sepan que no hay favoritismo… No vaya a salir un zalamero que se ostente como mi representante o como emisario…”
Más que la experiencia, me importa la honestidad de los servidores públicos
Por otro lado, respondió en torno al ejercicio de sus atribuciones en el nombramiento del nuevo titular de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), Ángel Carrizales López:
“Es una persona con capacidad, es un profesional y es una gente honesta que tiene toda nuestra confianza y es mi facultad el nombrarlo. Es una asignación directa porque así está en la ley. ¿Saben qué es lo que más me importa, más que la experiencia? La honestidad.”
Recordó que en el periodo neoliberal se le dio “rango supremo” a la técnica y a perfiles con altos niveles de estudio en el extranjero, subordinando otras características.
“Ahora es distinto, ahora para nosotros la honestidad es fundamental, la justicia, la democracia. Son otros preceptos los que guían al gobierno; lo que más nos importa de todo es la honestidad. Si hablamos en términos cuantitativos, 90 por ciento honestidad, 10 por ciento experiencia.
“Antes ¿cómo era? Al revés, 90 por ciento experiencia. Buenísimos y además charlatanes, pero eso sí, muy corruptos.”
Por último, el primer mandatario informó que a la fecha se han impreso ocho millones de ejemplares de la Cartilla moral de Alfonso Reyes que se distribuyen entre la población para el fortalecimiento de valores.

Previous México defenderá su soberanía ante EU: SEGOB
Next POR AQUELLO DE LA AUSTERIDAD