17 muertos, dos desaparecidos y medio millón de evacuados tras el paso del tifón Tisoy (Kammuri) a su paso por las Filipinas.


El gobierno filipino declaro alerta en al menos 50 provincias tras el paso del fenómeno natural durante este martes. Las clases fueron suspendidas en 20 provincias del este y norte del país, así como en la capital, Manila, donde también cerró el aeropuerto internacional. Actualmente, más de 458 mil personas se encuentran en centros de evacuación.

De acuerdo con en Centro Nacional de Reducción de Desastres, cuatro personas fallecieron ahogadas al intentar cruzar un río en las provincias de Sorsogón, Camarines Sur y Quezón, mientras que otras cinco muriron aplastados por árboles en las provincias de Marinduque, Leyte y Quezón.

El tifón afectó a las 21 aldeas de la ciudad con varias infraestructuras dañadas por fuertes vientos. Al menos 33 casas fueron totalmente dañadas, mientras que dos mil 752 fueron parcialmente dañadas.

Previous Águilas del América encabeza la lista de favoritos al título del Apertura 2019
Next A unos días de dar por terminado el 2019, este año ya se considera uno de los más calurosos de la historia.