Más de una décima parte de los parques nacionales australianos devastados por los enormes e incontrolables incendios.


 

Incluyendo un 20% del área natural de las Montañas Azules, consideradas patrimonio de la humanidad, los enormes incendios que azotan el territorio australiano desde el 1 de julio ya han consumido unas 800 mil hectáreas. 12 de las 28 reservas naturales de Nueva Gales del Sur han resultado afectadas. De acuerdo con el Consejo de Conservación de la Naturaleza, los daños causados en la selva tropical de Gondwana, en el norte del estado, se consideran una tragedia global y representan una crisis absoluta.

Por su parte, el Departamento de Planificación, Industria y Medio Ambiente del estado explicó que las condiciones ambientales, con fuertes vientos y baja humedad, hacen de la lucha contra los incendios una labor «extremadamente difícil y peligrosa».  Los incendios forestales se registran en Australia cada año y alcanzan su pico durante el verano del hemisferio sur, pero este año iniciaron temprano, después de un invierno inusualmente templado y seco. Los datos muestran que desde los años 2000 y 2001 no se había visto nada parecido en la zona.

Previous 300 MIL DELINCUENTES DEJARÍA EN LIBERTAD LEY DE AMNISTÍA
Next Más de medio centenar de osos polares invaden una aldea rusa en busca de comida.