Prueba PISA demuestra enorme brecha educacional entre América Latina y los países asiáticos o europeos.

 

Una vez más, así lo dejaron al descubierto los resultados de las pruebas del Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos dadas a conocer estas semanas. Los nueve países evaluados por la prueba obtuvieron una calificación muy inferior a la del promedio de países de la OCDE, organización a la que pertenecen los países más desarrollados del mundo y a la que también pertenecen México y Chile.

Chile encabezó la lista latinoamericana en lectura y ciencia, mientras que Uruguay lidero en matemáticas; no obstante, todos los puntajes estuvieron muy por debajo de China Y Singapur, quienes se coronaron como los lugares con mejor educación en el mundo una vez más.

Según la directora de la OCDE, Gabriela Ramos, aseguró que los resultados son extremadamente preocupantes, ya que sin las competencias básicas adecuadas, muchos niños y jóvenes quedarán al margen de la economía global. Ante el escenario, el filósofo colombiano Francisco Cajiao, quien lleva años estudiando los sistemas educacionales del mundo, afirma que si el continente no logra producir capital humano de calidad, nunca podrá ser desarrollado.

Botón volver arriba