Activista indígena Obtilia Eugenio obtiene Premio Nacional de Derechos Humanos


La ombudsperson de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, otorgó a Obtilia Eugenio Manuel, activista indígena, el Premio Nacional de Derechos Humanos.

«La CNDH entrega hoy el Premio Nacional de Derechos Humanos correspondiente al año 2019 a la activista Obtilia Eugenio Manuel, integrante de la Organización del Pueblo Indígena Me’phaa (OPIN). Se ha distinguido por denunciar abusos cometidos por personal del Ejército contra los pueblos indígenas, particularmente mujeres, y ha estado en situaciones de riesgo ante múltiples amenazas recibidas», detalló Piedra Ibarra.

Obtilia Eugenio ha documentado violaciones de derechos humanos en el estado de Guerrero, como situaciones de esterilización forzada a indígenas y violaciones sexuales, así como tortura sexual, por parte de militares, indicó Piedra.

Asimismo, este año, Obtilia Eugenio fue víctima de desaparición junto a Hilario Cornelio Castro, quienes fueron localizados cuatro días después.

Durante su discurso en la conferencia de prensa matutina, Obtilia Eugenio contó que es de la comunidad Barranca de Guadalupe, del municipio de Ayutla, Guerrero, y que no habla bien el español, motivo por el cual sufrió abusos en su vida.

Narró que su padre la impulsó a estudiar para defender a su pueblo, por lo que estudió la secundaria, pero no pudo terminar el nivel bachillerato.

«A mi pueblo llegaron los soldados, dijeron que éramos Zapatistas, violaron a las mujeres, nunca hubo justicia, pero empezamos a organizarnos, soldados volvieron a violar a dos mujeres de la organización; desde ese tiempo hemos sido acosados y amenazados por gente del Ejército, en complicidad con gente de la delincuencia organizada», detalló.

La activista hizo un llamado para terminar con la violencia contra las mujeres en pueblos, sierras, montañas, calles, ciudades, fábricas, oficinas, escuelas y universidades. «No queremos ni un violador más en el camino».

También pidió que el dinero que sea destinado para obras públicas sea entregado de manera directa a los pueblos, mediante un comité de obras, para evitar la corrupción.
Durante la ceremonia también le fue otorgado un reconocimiento a Margarito Díaz González, el cual fue recibido por su viuda, Modesta Chávez de la Rosa.

Margarito Díaz, quien fue representante del consejo de seguridad de Wirikuta, recibió este reconocimiento por su trabajo como defensor del medio ambiente, de los derechos de pueblos originarios y de las lenguas maternas.

Díaz González, explicó la ombudsperson de la CNDH, se opuso a la construcción de una presa de almacenamiento y otras obras del mismo proyecto en Real de Catorce y Matehuala, en San Luis Potosí. Fue defensor de lugares sagrados ante la llegada de empresas mineras canadienses a Wirikuta.

Previous Primer Ministro Etíope recibe Nobel de la Paz por su reconciliación con Eritrea.
Next Cámara de Representantes estadounidenses da visto bueno al T-MEC y argumentan que es mejor que el TLCAN.