Veloz deshielo ártico pone en riesgo las culturas y los hábitats de la región.


 

De acuerdo con un reporte publicado este martes por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, durante la reunión anual de la Unión Americana de Geofísica, las temperaturas más elevada y la reducción de la nieve y de la cubierta de hielo en el Ártico han desplazado a las poblaciones locales a buscar comida más al norte, debido a que en los últimos años el agua de mar congelada o banquisa que flota sobre el mar de Bering durante el invierno ha llegado a sus niveles más bajos en la historia de la humanidad. De este modo, los hábitats de los peces que sustentan a los grupos indígenas y a la pesca comercial en la región han tenido que desplazarse en busca de aguas más frías.

Según los medios, es la primera vez que el “Reporte Ártico” anual de la agencia estadounidense contempla observaciones de grupos indígenas que cazan y pescan en la región. En su reporte, 10 representantes de las más de 70 comunidades indígenas de la zona, afirmaron que continúan esperando el regreso de la banquisa de cada otoño, el cual ofrece acceso a las focas, ballenas, morsas, peces, cangrejos y otras formas de vida marina que representan un sustento a las poblaciones que intentan proliferar en el gélido ambiente del Ártico. Estas comunidades alguna vez tuvieron hielo marítimo en el mar de Bering durante ocho meses al año, pero ahora sólo lo tienen de tres a cuatro meses, resaltó el reporte.

Previous Gobierno de Francia ofrece concesiones en plan jubilatorio, manifestantes las rechazan
Next Autoridades estadounidenses aprueban proyecto de ley para sancionar a Turquía.