Gobierno de Francia ofrece concesiones en plan jubilatorio, manifestantes las rechazan

El primer ministro francés, Edouard Philippe, dijo el miércoles que la edad de retiro aumentará para los más jóvenes, pero ofreció una serie de concesiones en un esfuerzo desafortunado para tratar de frenar una protesta nacional contra la reforma jubilatoria, que según sus detractores erosiona el estilo de vida del país, esfuerzo que no parece haber funcionado en lo mínimo.

En un discurso desde París,  Edouard Philippe describió las reformas y aseguró que los franceses “tendrán que trabajar más tiempo”.

La gente nacida después de 1974 tendrá que trabajar hasta los 64 años para cobrar la jubilación completa, en lugar de los 62 como hasta ahora. Los nacidos antes de ese año no se verán afectados.

El dirigente de la central sindical CGT, Philippe Martinez, rechazó los planes sin vuelta.

“El gobierno se burla de todos”, dijo. Otros sindicatos como Fuerza Obrera dijeron que el discurso del primer ministro “confirma la necesidad de acentuar las medidas huelguísticas”.

Los planes anunciados este miércoles no parecen hacer mella en las huelgas, calificadas de “ilimitadas”, a semejanza de las de 1995 que provocaron la caída del primer ministro Alain Juppe. Esas medidas de fuerza paralizaron el país, con amplio apoyo de la población, y fueron comparadas con los sucesos de mayo de 1968, cuando Francia estuvo al borde de la revolución.

Botón volver arriba