Decenas de tiburones mutilados encontrados en una playa sudafricana.


 

Durante el pasado 15 de diciembre, la policía sudafricana encontró la horrible escena en la playa Stranfontein, cercana a Ciudad del Cabo. Según los oficiales, los restos de escualos estaban amontonados, les habían cortado la cabeza, las aletas dorsales y la cola; y se cree que los responsables probablemente las vendan a restaurantes de lujo. La patrulla policial a cargo del hallazgo informó inmediatamente al refugio de animales del Cabo de Buena Esperanza, que inició una investigación.

Aunque de momento no existe una versión oficial concluyente sobre la muerte de los tiburones, los expertos insisten en que se trata de cazadores furtivos, quienes venden las aletas en el mercado negro, donde los restaurantes de lujo por lo general acuden para comprar el “delicioso manjar” que se extrae y vende de manera ilegal. La sopa de aleta de tiburón es un plato tradicional de la cocina china que se sirve en ocasiones especiales como bodas. Este manjar ha ganado una gran popularidad en los últimos años, y actualmente se puede encontrar en cualquier parte del mundo. Por un plato se pueden llegar a pagar hasta 200 dólares.

Por lo tanto, se sospecha que los tiburones se convirtieron en presa de pescadores ilegales, que capturan a estos peces en alta mar, les cortan las partes más cotizadas y vuelven a arrojar a los animales al mar, donde mueren desangrados. De acuerdo con la organización Bite-Back, Se calcula que anualmente mueren hasta 73 millones de tiburones como resultado de la pesca furtiva.

Previous Tiroteo en cárcel panameña deja doce muertos y trece heridos.
Next 70 migrantes detenidos por intentar cruzar la frontera dentro de un camión de carga en Texas.