“Huelga navideña” paraliza el transporte público en Francia.

 

Este lunes, durante el décimo noveno día de movilizaciones en contra de las reformas pensionarias propuestas por el gobierno de Emmanuel Macron; los manifestantes bloquearon gran parte de los transportes públicos y dentro de una de las estaciones del metro lograron repeler a las fuerzas de orden. De tal modo que sólo circulaban el 40% de los trenes de alta velocidad y de los expresos regionales, el 20% de los trenes suburbanos y una cuarta parte de los de media distancia.

En la región de París, el tráfico seguía siendo extremadamente reducido, con todavía seis líneas de metro cerradas de un total de 16. Las únicas con un servicio normal eran las dos automatizadas, y aun así se produjeron interrupciones después de que un grupo de manifestantes bloquearan por la mañana, de forma breve, una línea invadiendo las vías de la estación de Lyon.

Sin embargo, de acuerdo con la ministra de Transición Ecológica, Elisabeth Borne, refutó los actos de los manifestantes, argumentado que: «El libre ejercicio del derecho a huelga no da derecho a invadir, bloquear e intimidar a los viajeros; el día a día de quienes necesitan desplazarse ya es lo bastante difícil como para tener que soportar este tipo de acciones inadmisibles”, según comentó la ministra a través de sus redes sociales.

El martes, los trenes suburbanos de la región de París dejarán de circular progresivamente a partir de las 18:00 hasta por lo menos el miércoles por la tarde, advirtió la compañía ferroviaria SNCF el domingo. El grupo ferroviario francés también prevé que dos de cada cinco trenes de alta velocidad se encuentren en funcionamiento.

Botón volver arriba