Autoridades hondureñas vinculan las recientes matanzas en prisiones con la pandilla MS-13.

 

De acuerdo con un comunicado emitido a los medios, este lunes, por el viceministro de Seguridad de Honduras, Luis Suazo, las autoridades están en posesión de información que vincula a los Maras Salvatrucha con las órdenes de asesinato de los reos en las cárceles hondureñas. Según el funcionario, hay información que no ha podido divulgar, pero que ratifican que las masacres están relacionadas con la pandilla. Así mismo, el funcionario manifestó que los pandilleros de la MS-13 tienen la capacidad de organizarse dentro de una cárcel porque en todos los centros hay un buen número de integrantes que cuentan con colaboración de personal del sistema para facilitarles armas, teléfonos, drogas, así como de llevar y traer mensajes.

También argumentó que la intención de los internos es llamar la atención de la comunidad internacional y de organismos de derechos humanos para que hagan presión sobre el gobierno y que retroceda en su decisión de intervenir el sistema carcelario. Las medidas implementadas recientemente por el gobierno en el sistema carcelario no han sido bien recibidas por los presos, quienes aseguran que las matanzas van a continuar hasta que se respeten sus derechos.

Las prisiones hondureñas son sitios hacinados. En 2012 había unos 12.000 reos y hoy la cifra llega a casi 24.000 repartidos en 29 cárceles. El Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma contabilizaba hasta el sábado 27 muertes en tres masacres en centros penales en 2019. Con las matanzas del fin de semana el número incrementó a 46. El presidente de ésta organización, el coronel José González Maradiaga, confirmó a medios locales que una organización criminal en los centros penales está incrustada en los diferentes sistemas. Ante eso, dijo que su primera tarea será suspender a todo el personal penitenciario e investigarlos.

 

Botón volver arriba