El hundimiento de un barco con 600 galones de combustible a bordo causa desastre ambiental en las islas Galápagos.

 

Los hechos ocurrieron en la isla de San Cristóbal, en el archipiélago ecuatoriano de las Galápagos, donde se están llevando a cabo intensivas operaciones de limpieza y de contingencia para reducir el impacto ambiental del derrame de combustible producido el 22 de diciembre tras el hundimiento de la gabarra Orca, con 600 galones de combustible a bordo.

De acuerdo con la abogada del Centro para la Diversidad Biológica, Kristen Monsell, es una tragedia que se haya permitido el derrame de petróleo en uno de los grandes tesoros ecológicos del planeta. . «El petróleo perdura en los ecosistemas costeros durante años, matando la vida silvestre e interrumpiendo las cadenas alimentarias», lamentó Monsell, agregando que «es imposible limpiarlo todo».

El derrame tuvo lugar la mañana del domingo pasado, cuando una grúa trataba de colocar un contenedor en la barcaza, pero este se desestabilizó y cayó desde el muelle, provocando el hundimiento de la embarcación. Para hacer frente a los efectos del hidrocarburo, el Gobierno ecuatoriano activó un plan de emergencia. Personal militar y ambiental del país latinoamericano acudió al lugar para colocar barreras de contención y paños absorbentes con el fin de prevenir que la contaminación afecte a la excepcional biodiversidad de las islas, declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO.

Botón volver arriba