Condenado a muerte por asesinato, recluso chino es ejecutado en la horca en Japón.


De acuerdo con un comunicado emitido por la Ministra de Justicia de Japón, Masako Mori, un recluso chino sentenciado a muerte fue ejecutado en la horca este jueves en Japón, constituyendo así la tercera ejecución en 2019. Según las autoridades, Wei Wei actuó con dos cómplices chinos que huyeron pero luego fueron arrestados en China. En el proceso Wei Wei admitió los hechos, pero negó ser el autor intelectual.

“El condenado en el corredor de la muerte, Wei Wei, fue ejecutado esta mañana”, dijo Masako Mori, quien reconoció que había “reflexionado” antes de firmar la orden el 23 de diciembre. Wei Wei, de 40 años, fue condenado a la horca por el asesinato en 2003, con fines de robo, de una pareja y sus dos hijos en Fukuoka, al suroeste del país, “un acto extremadamente feroz y cruel”  por el hecho de que dos de las víctimas eran menores, un niño de 11 años y una niña de 8, dijo la ministra.

Según datos oficiales un total de 110 reclusos se encuentran en el corredor de la muerte en prisiones japonesas, algunos de ellos desde hace décadas. Ésta fue la tercera ejecución del año, una cifra significativamente más reducida respecto a 2018, cuando se aplicaron 15 condenas capitales. Amnistía Internacional reclamó “una moratoria de las ejecuciones y la apertura de un debate que incluya a toda la sociedad con vistas a la abolición de la pena capital”.

En Japón, el debate sobre la pena de muerte está relegado y el gobierno argumenta que, según encuestas, el 80% de la población está a favor. Sin embargo, según la misma encuesta, la proporción de respaldo a la pena capital cae a sólo 50% “si existiese la sentencia a cadena perpetua sin posibilidad de (obtener la) libertad condicional”.

Previous Río se desborda en Colombia y deja 7 desaparecidos
Next Donald Trump solicita a los gobiernos de Rusia, Siria e Irán detener la violencia contra civiles en la provincia de Idlib.