Mujer mayor de edad muere al ser alcanzada por una bala perdida durante las celebraciones de año nuevo en Texas.


 

Los lamentables sucesos tuvieron lugar un par de días después de que las autoridades estadounidenses advirtieran sobre lo peligroso que es disparar armas de fuego al aire. Según las autoridades, latragedia ocurrió durante la madrugada de este miércoles en la cuadra 12300 de la calle May Laurel en el vecindario de Laurel Oaks, donde una mujer de 61 años de edad fue alcanzada por el impacto de una bala perdida poco después de las celebraciones de año nuevo.

Las autoridades identificaron a la víctima como Philippa Ashford, una enfermera de 61 años que había trabajado para The Menninger Clinic por más de 15 años. Los investigadores también informaron que la víctima se encontraba con otros familiares en el exterior de la residencia cuando de repente Ashford cayó al piso y les dijo a sus familiares “creo que he sido baleada”.

Los reportes preliminares indicaron que el impacto fue mortal y la víctima murió poco después de recibir el balazo. Por su parte, los oficiales siguen investigando el caso y han estado visitando varias casas de la zona para tratar de encontrar casquillos y poder determinar de dónde originaron los disparos que causaron la muerte de Ashford.

Previous Policía alemana investiga a 3 mujeres por incendio en zoológico
Next Netanyahu solicita inmunidad para evitar ser juzgado por tres casos de corrupción.