Un muerto y severos daños a infraestructuras inmobiliarias tras los recientes sismos en Puerto Rico.

De acuerdo con los reportes preliminares, el primer balance de daños en la isla caribeña ha arrojado la cifra de una persona fallecida, así como múltiples viviendas agrietadas, muros derrumbados y edificios con amplia variedad de destrozos ocasionados por los dos sismos que sacudieron la región durante la mañana de este martes.

Según reportan los medios, el suroeste de la isla, el punto más cercano al epicentro de los movimientos telúricos, fue el lugar donde más afectaciones se registraron, en especial en el municipio de Guayanilla, donde la parroquia de la Inmaculada Concepción colapsó casi en su totalidad, así como la Escuela Intermedia Agripina Seda de Guanica, que ha resultado inutilizable tras los sismos.

El suelo de varias partes del municipio de Guayanilla quedó agrietado también por la fuerza del temblor, que tuvo réplicas de alta intensidad durante las primeras horas de la mañana que se sintieron en toda la geografía de Puerto Rico. Farolas caídas en Guayanilla y escombros de construcciones son también visibles en parte del municipio, cuyas autoridades tratan de poner en marcha las tareas de recuperación.

De la misma manera, varios sitios turísticos de la isla caribeña han sufrido daños irreparables o severos. A través de un comunicado, la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo, Carla Campos, declaro que además de las ruinas del Faro de Guánica, una estructura que data del 1893, también sufrió graves daños la Cueva Ventana en Guayanilla, una característica roca sobre el mar situada en una playa de ese municipio con forma de agujero que reproducía una ventana, la cual colapsó.

Botón volver arriba