Amenazados por el crimen organizado, maestros regresan a clases


En varios estados se vive este problema, sobre todo en zonas donde no existe la seguridad

Amenazas, extorsiones, plagios y hasta asesinatos enfrentan los maestros en varios puntos de la República a manos de bandas criminales que los ven como una fuente de ingresos o de presuntos estudiantes que sólo buscan obtener buenas notas o no ser reprobados, sin que las autoridades puedan garantizar plenamente la seguridad de los docentes.
Este problema se acrecienta más en las zonas donde es nula la vigilancia policiaca y sobre todo donde los grupos criminales tienen asentadas sus células.
En Guerrero, unas 20 escuelas ubicadas en las comunidades limítrofes entre los municipios de Coahuayutla y Coyuca de Catalán podrían no reanudar clases mañana, debido al desplazamiento de las familias por la violencia que se padece en esa zona agreste.
Crimen organizado amenaza a profesores en Zacatecas
El vocero de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Tomás Benítez Cano, aseguró que el personal de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano, están en la zona para garantizar el regreso a clases en las escuelas de estos dos municipios, que tuvieron que adelantar vacaciones decembrinas debido a la violencia.
Los líderes del magisterio guerrerense advirtieron que si se presentan casos de que no haya condiciones para estar frente a grupo, los 65 mil maestros de preescolar, primaria y secundaria no se van a presentar a sus centros de trabajo.
En respuesta, el titular de la SEG, Arturo Salgado Urióstegui, aseguró que con el arribó de más elementos de la Guardia Nacional a este estado se garantiza la reanudación de clases en los municipios de Cuahuayutla, Coyuca de Catalán y Cópala, pero también en Heliodoro Castillo, Leonardo Bravo y Eduardo Neri, que son parte de la sierra de la entidad.
Afirmó que tienen perfectamente identificados los “focos rojos” en Acapulco, que son las colonias, Primero de mayo, Cinco de mayo, Los Manantiales, Los Órganos y otras que están en la zona de la Costa Chica, que es en donde se registran de manera cotidiana hechos de violencia.
Dos maestros aceptaron dar sus testimonios con la condición de no hacer públicos sus nombres. El primero señaló que trabaja en una secundaria técnica ubicada en Ciudad Renacimiento, en donde a pesar de los rondines de los militares, los delincuentes llegan a extorsionarlos.
Refirió, que, en su caso particular, que al terminar su jornada laboral se dispuso a trasladarse a su domicilio cuando fue interceptado por dos sujetos jóvenes, quienes sin más le dijeron que en cada quincena tenía que depositarles una parte de su salario.
En Tabasco, 11 maestros tienen pendientes solicitudes de readscripción luego de haber recibido amenazas, revelaron los dirigentes de la sección 29 del SNTE, María Elena Alcudia Gil, y del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de Tabasco (SITET), Clemente Ortíz Méndez.
Los municipios más peligrosos para los docentes son Centro, Cárdenas, Huimanguillo y Comalcalco, aseguraron los dirigentes sindicales quienes dijeron además que en 2019, 15 maestros reportaron casos de robos, asaltos y secuestros.
“No es la primera vez que amenazan a los docentes, pero nunca se habían atrevido a mandar ese tipo de recados”, manifestó Sergio Coronado Barbosa, secretario general de la Sección 61 del SNTE en Torreón, Coahuila.
Casos como estos se presentan también en Veracruz, Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Tamaulipas donde incluso los maestros tienen que dar buena calificación a los hijos o “amigos” de integrantes del crimen organizado de lo contrario son asesinados o atacados.

Previous Sentencian como terroristas a 30 personas que incendiaron vehículos oficiales en Guanajuato
Next Es la Marquesa escenario para la recreación, la aventura y la gastronomía típica