Estalla nueva jornada de protestas en Irán, tras el anuncio del gobierno iraní de estar involucrado con el derribo del avión ucraniano.


 

Tras el anuncio de que el gobierno iraquí estuvo involucrado en la caída del Boeing ucraniano, este lunes cientos de manifestantes iraníes furiosos se congregaron en las calles para protestar contra las acciones militares en su país. Los iraníes, que de antemano enfrentan duras sanciones impuestas por Estados Unidos, manifestaron su asombro y molestia por el derribo del avión que cobró la vida de muchos jóvenes. También condenaron los engañosos comunicados de altos funcionarios, que sólo admitieron su responsabilidad tres días después ante las crecientes evidencias.

Irán comenzó una jornada violenta la semana pasada, cuando el gobierno de Donald Trump ordenó el asesinato del general Qassem Soleimaní, por supuestas intenciones de ejecutar un movimiento terrorista múltiple. Luego, el 8 de enero, el país respondió con un ataque con misiles balísticos a dos bases militares que albergan tropas de Estados Unidos en Irak, si bien no cobró vidas. Horas después de ese bombardeo, mientras esperaban una respuesta estadounidense que nunca llegó, las fuerzas iraníes derribaron por error el avión de pasajeros de Ukraine International Airlines, matando a las 176 personas a bordo luego de su despegue de Teherán a Kiev.

De acuerdo con los medios, el número de detractores va en aumento, desde ciudadanos ordinarios a deportistas y artistas famosos, debido a que los acontecimientos han revelado un gobierno incapaz de cumplir su incendiaria retórica y dispuesto a engañar a su propio pueblo sobre la tragedia nacional a fin de evitar la vergüenza. Los iraníes hicieron notar su disgusto desde el sábado, luego de que la Guardia Revolucionaria admitiera que el avión fue derribado por error, un grupo colocó veladoras en una universidad y comenzaron las organizaciones de las protestas que han culminado con enfrentamientos con las fuerzas de orden; quienes han arrojado gas lacrimógeno en algunas ocasiones para dispersar a los manifestantes.

Durante la noche del domingo, los manifestantes se congregaron en la Plaza Azazi de Teherán. Videos enviados al Centro por los Derechos Humanos en Irán, con sede en Nueva York, y posteriormente verificados por The Associated Press mostraban una multitud de manifestantes cerca de la Plaza Azadi huyendo mientras latas de gas lacrimógeno caían a su alrededor. Se veía a los asistentes toser y escupir mientras intentaban huir del humo, y una mujer exclamó en farsi “¡Lanzaron gas lacrimógeno a la gente! Plaza Azadi. ¡Muerte al dictador!”.

Previous 103 gasolineras fueron denunciadas por Profeco en 2019
Next Sujeto que apuñaló a ocho en Colorado Springs es detenido por una de sus víctimas.