FRACASÓ LA VENTA DEL AVIÓN PRESIDENCIAL… GOBIERNO LO REGRESA A MÉXICO

Tras el fracaso de venta, regresa a México el avión TP01 Boeing 787-8 valuado en 130 millones de dólares. Será exhibido en conjunto con otras 72 aeronaves que estarán en subasta. El costo de la estancia de la aeronave en EU fue de 30 millones de pesos

Poco más de un año después de que el avión presidencial TP01 Boeing 787-8 “José María Morelos y Pavón” fue enviado a Estados Unidos para su venta, este regresará a México con dos destinos posibles: venderlo o rentarlo por hora.
El anuncio se hizo en la conferencia de prensa presidencial, en Palacio Nacional. Ahí, el director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Jorge Mendoza Sánchez, recordó que para intentar la venta se contó con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
El avión presidencial ‘José María Morelos”, comprado a final del sexenio de Felipe Calderón, regresará a México luego de que no ha logrado ser vendido en Estados Unidos.
El avión TP01 Boeing 787-8, valuado en 130 millones de dólares, será resguardado por la Fuerza Aérea Mexicana y será exhibido en conjunto con otras 72 aeronaves que estarán en subasta y que fueron usados por exfuncionarios administraciones pasadas.
El director del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Jorge Mendoza Sánchez, dijo que hay tres alternativas de venta: conseguir un comprador único, venta en copropiedad, o rentar la aeronave.
En conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que costó 30 millones de pesos tener el avión presidencial en el Aeropuerto de Logística de San Bernardino, California, Estados Unidos, durante 2019.
“30 millones es lo que ha costado todo el año mantener el avión allá en la revisión porque tenemos la bitácora de lo que se le ha hecho. Los compradores tuvieron que hacer una revisión a fondo”, sostuvo.
Detalló que durante la estancia de la aeronave en California se gastaron aproximadamente 13 millones de pesos en preservación y 15 millones en mantenimiento.
López Obrador detalló que el avión estará estacionado en el hangar presidencial o en el aeropuerto de Santa Lucía mientras se vende y descartó que el regreso de la aeronave presidencial represente un costo mayor para el gobierno.
El gobierno federal tiene ya identificadas las aeronaves sin vocación clara de servicio a la población y dará inicio el proceso de subasta de 72 unidades que incluye dos fases y termina el próximo 27 de febrero donde se incluye la unidad conocida como avión presidencial.
En diálogo matutino con medios de comunicación, el presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó la decisión de mantener en el gobierno las unidades en áreas relativas a seguridad, apoyo directo a la población y poner la venta aquellas que se dedicaban al servicio personal de exfuncionarios.
“Había dos mundos: el mundo del pueblo y el mundo de los gobernantes. Dos esferas distintas. Mientras la gente no tiene ni para lo más indispensable, los funcionarios se sentían reyes, eran como una monarquía criolla y vivían colmados de lujos y de privilegios.”
Agregó que el proceso de enajenación está acompañado por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) con el fin de que las aeronaves no sean rematadas, sino que se parta del precio de avalúo para llevar un proceso transparente.
“Invitar a participar en esta subasta de la venta de aviones y de helicópteros. Estamos seguros de que vamos a tener éxito. Nos va a permitir tener recursos para tener equipos que hacen falta en hospitales, rayos X, tomógrafos, ambulancias, sólo por hablar de necesidades de salud, pero cuántas otras necesidades hay.”
Durante su intervención, el director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Jorge Mendoza Sánchez, informó que del proceso de identificación de aeronaves adscritas al gobierno federal y sin vocación de servicio a la ciudadanía, fueron identificadas 72 unidades: 33 aviones y 39 helicópteros de ocho instituciones, donde se incluye el TP-01, mejor conocido como avión presidencial, así como unidades asignadas al extinto Estado Mayor Presidencial (EMP).
De acuerdo con los avalúos, se espera recuperar más de dos mil 500 millones de pesos. La convocatoria se encuentra disponible en el siguiente enlace https://www.ungm.org/Public/Notice/102492 El proceso de participación concluye el 27 de febrero, cuando se dará a conocer el fallo definitivo.
Por lo que se refiere al avión presidencial, el titular de Banobras informó que, luego del proceso de avalúo iniciado en diciembre de 2018 en Victorville, Estados Unidos, la participación de compradores potenciales concluyó en septiembre sin que a la fecha haya prosperado la formalización de compra-venta.
El avión presidencial regresa a territorio mexicano –una vez concluido el mantenimiento y la certificación en Estados Unidos para quedar a cargo de la Fuerza Aérea Mexicana, ser exhibido para la subasta y explorar tres alternativas de comercialización: venta para una persona física o moral; venta en copropiedad o arrendamiento.

Botón volver arriba