Sanciones estadounidenses afectan gravemente la importación de petróleo en Cuba, afectando a más de 1.7 millones de personas.


 

De acuerdo con un informe emitido este miércoles por la empresa estatal Unión Cuba-Petróleo (Cupet), la reducción de las importaciones de gas licuado de petróleo (GLP) para uso doméstico en Cuba, que el Gobierno atribuye al refuerzo de las sanciones de Estados Unidos, afecta al suministro de más de 1.7 millones de clientes.

Según las declaraciones del jefe de combustibles domésticos, Lucilo Sánchez, el déficit de suministro de GLP obligó a alargar el ciclo de distribución del producto que en la isla adquieren 872.252 clientes de manera regulada y otros 830.972 de forma liberada. En ese sentido, advirtió que habrá “mayores limitaciones” para los consumidores de combustible doméstico tanto del sector estatal como del no estatal, incluyendo a quienes gestionan determinados negocios privados.

Pero el directivo de la empresa perteneciente al Ministerio de Energía y Minas recalcó que la prioridad la tienen la población y los centros o instituciones estatales que brindan servicios básicos. Actualmente Cuba busca nuevos proveedores de GLP en Europa para sustituir las entregas planificadas, para finales de diciembre de 2019 y principios de enero, que los suministradores contratados por la compañía cubana Corporación Panamericana S.A se negaron a realizar.

Previous Brasil anuncia su inasistencia a una cumbre de países latinoamericanos y caribeños, por la participación de los gobiernos de Cuba y Venezuela.
Next Murió el enemigo número 1 de México: Alfredo Ríos Galeana