Murió el enemigo número 1 de México: Alfredo Ríos Galeana


Considerado como el enemigo público número uno del país durante la década de los años ochenta, Ríos Galeana fue militar, policía, predicador, criminal y cantante de música ranchera
Era buscado desde 1986, hasta que en 2005, mientras renovaba su licencia de conducir en Estados Unidos, fue detenido. Mejor conocido como “El Feyo” o “El Charro del Misterio”, Alfredo Ríos Galeana se hizo famoso en el periodo que abarcó el inicio de los años ochenta por ser el asaltabancos más exitoso en México.
Cuando estuvo en la Secretaria de Seguridad Pública y Tránsito del Estado de México creo el BARAPEM, Batallón de Radio Patrullas del Estado de México.
El Barapem llegaría a tener más tarde más de 600 elementos, con 84 unidades motorizadas De éstas, 10 camionetas pick-ups y 74 patrullas.
Sus miembros, adiestrados en las diferentes artes marciales, fueron dotados además con lo mejor en armamento: pistolas Magnum, metralletas M-1, equipo antimotines, máscaras antigases y todo el apoyo del gobierno de la entidad, durante la administración del doctor Jiménez Cantú.
Se reportó que su muerte ocurrió a inicios de diciembre de 2019, sin embargo fue hasta el miércoles 15 de enero que se anunció su fallecimiento, mismo que las autoridades señalaron se debió a causa de una sepsis, que básicamente es una infección bacteriana en la sangre.
En su tiempo, “El Charro del Misterio” fue recluido en el penal federal de máxima seguridad El Altiplano en Almoloya de Juárez, Estado de México, mismo que está clasificado como el más seguro de México, así como uno de los más temibles, cuyos altos muros han albergado a criminales de la talla de Rafael Caro Quintero (fundador del Cártel de Guadalajara), Joaquín “El Chapo” Guzmán (ex líder del Cártel de Sinaloa) e incluso Mario Aburto Martínez, el presunto asesino de Luis Donaldo Colosio.
A “El Feyo” se le atribuían más de 100 asaltos bancarios y, cuando fue detenido en 2005, declaró ante los medios de comunicación que ya estaba fuera de la vida criminal y que el dinero que había obtenido a través de ella, ya se lo había gastado hace mucho tiempo. Sin embargo, en sus múltiples huidas, Ríos Galeana optó por hacerse un sin fin de cirugías plásticas con el objetivo de que no ser reconocido. En el 2015 fue condenado a 15 años de prisión por el delito de homicidio.
Durante su periodo más productivo de asaltos, existe registro periodístico que narra que en 1986 el entonces considerado enemigo público número uno de México, fue rescatado por un comando armado en medio de una audiencia en el Juzgado 33, fuga que implicó sangre y fuego; esa fue la última vez que se le vio en México durante la década de los ochenta, a pesar de que la recompensa que se ofreció por él era bastante jugosa.
Fue en 1986 cuando Ríos Galeana adoptó el nombre falso de Arturo Montoya, ello tras su fuga del Reclusorio Sur, identidad con la que comenzó un proceso espiritual en el que se decía totalmente arrepentido de todas las fechorías que había cometido a lo largo de su vida, hecho que lo llevó a convertirse en “el hermano Arturo”, un predicador prófugo de la justicia.
Dentro de su historia como delincuente, se encuentra una larga lista de más de 20 bancos que asaltó a lo largo del país y fugas que lo hacen considerarlo el precedente de “El Chapo” Guzmán, no sólo por el mero hecho de asaltar bancos, sino también por usurpar identidades, una de ellas le valió el alias de “El Charro del Misterio”, nombre que usurpó a un cantante mexicano de la época.

Previous Sanciones estadounidenses afectan gravemente la importación de petróleo en Cuba, afectando a más de 1.7 millones de personas.
Next Maestra sufre crisis nerviosa al recibir noticia de que le seguirán retrasando sus pagos