Nueva jornada de protestas y enfrentamientos entre manifestantes y la policía en el Líbano.

 

De acuerdo con los medios locales, los libaneses expresaron de nuevo su rechazo al recién conformado gobierno del país y volvieron a las calles de la capital, donde se suscitaron violentos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes. Según los reportes preliminares, los manifestantes se reunieron en las calles libanesas tras la toma de poder de los nuevos ministros de gobierno, que provienen del mismo partido político que lideraba antes del “cambio”, por lo que lo tachan de fraude.

Los últimos reportes indican que las fuerzas de seguridad intentan contener las manifestaciones, las cuales ya lograron ingresar al cuadro principal de la ciudad, que hasta hace unas horas estaba cercado. Los policías custodian el Parlamento con gases lacrimógenos y tanquetas de agua, así como personal antimotines. Ante los hechos, la policía local ha aconsejado a los manifestantes que se han mantenido pacíficos, que se retiren a zonas alejadas del centro de la capital por su seguridad.

Las movilizaciones se presentan luego de que, el día anterior, el partido Hezbolá anunciara la designación de Hassan Diab como nuevo primer ministro, quien fue ministro de educación anteriormente. Diab nombró a 20 ministros relacionados con el mundo académico principalmente, apuntando que formarán un gobierno que permita las elecciones y que ninguno del gabinete se propondrá para las mismas, pero los manifestantes demostraron su rechazo a la clase política en general, que incluye a Diab.

Botón volver arriba